Cultura

La Bienal ofrecerá en la UNIA un ciclo dedicado a los jóvenes creadores

  • Raúl Cantizano, Gero Domínguez y Vargas & Brûlé presentarán del 16 al 18 de septiembre en la Cartuja tres propuestas colectivas

La estrecha colaboración entre la Bienal de Flamenco de Sevilla y la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) se intensifica con vistas a la próxima edición de la cita con la puesta en marcha conjunta de tres proyectos artísticos que se materializarán en una línea de programación que se desarrollará durante los días 16, 17 y 18 de septiembre. Bajo el epígrafe 48 noches: Laboratorio Bienal el histórico patio del Padre Nuestro, en el Monasterio de la Cartuja (sede de la UNIA), se celebrarán Vanguardias y retaguardias, a cargo de Gero Domínguez; Cartuja a ras, dirigida por Raúl Cantizano; y Me va gustando, la nueva apuesta de la exitosa pareja formada por Marco Vargas y Chloé Brûlé.

En Vanguardias y retaguardias, el 16 de septiembre, Gero Domínguez dará rienda suelta a lo más primitivo del baile y el movimiento. Definido por él mismo como "un recorrido por el tiempo a través del baile y de la música", este espectáculo "expresa un estado de ánimo que no entiende de prejuicios", y lo hará -explicó ayer en la presentación del programa en el Espacio Santa Clara- por medio de un viaje desde las raíces más puras del flamenco hasta lo más reciente y experimental.

Cartuja a ras será la segunda cita de este apartado en colaboración con la UNIA, el 17 de septiembre. Se trata de un proyecto específicamente creado para el citado espacio del Monasterio de la Cartuja, una producción escénica llamada a dialogar con ese entorno monumental y en la que intervienen artistas de diferentes disciplinas como el flamenco, la creación audiovisual, el arte sonoro y el arte en acción. Bajo las directrices de Raúl Cantizano, el espectáculo contará con jóvenes cantaores de gran proyección, como Rocío Márquez o Niño de Elche, además de con la bailaora Olga Pericet y el artista Santiago Barber.

Finalmente, en Me va gustando, Marco Vargas y Chloé Brûlé, pareja ya presente en anteriores ediciones de la Bienal (con obras como Ti-me-ta-ble o Cuando uno quiere y el otro no), presentarán el 18 de septiembre para un aforo de 300 personas un espectáculo que incluirá, además de su baile, la voz ya habitual en sus trabajos de Juan José Amador y los textos de Fernando Mansilla.

La UNIA y la Bienal trabajan ya, además, en otro proyecto, del que Laboratorio Bienal es el germen y que se desarrollará entre Tetuán y Tánger, las dos ciudades marroquíes donde tiene sede la UNIA, y en las que jóvenes creadores flamencos ofrecerán una serie de sesiones de work in progress.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios