Urbanismo Realizan sondeos geotécnicos en el cabezo de La Joya previos a la urbanización de las parcelas

vídeo

Un zorro lleva días de convivencia con el vecindario de Matalascañas en pleno agosto

Un zorro lleva días de convivencia con el vecindario de Matalascañas en pleno agosto

Un zorro lleva días entre el vecindario de la playa de Matalascañas (Huelva) en pleno agosto. Es habitual que animales del coto penetren en el núcleo urbano en otoño e invierno, los períodos de menor actividad y presencia de personas en viviendas, calles y plazas. En esta ocasión llama la atención la cantidad de días que lleva el animal en los días que se registra mayor población en el núcleo urbano. Fuentes del Seprona consultadas  por este periódico dan la clave: la ola de calor afecta también a los animales y en muchas ocasiones salen de su hábitat para buscar la expansión, la comida y la bebida que les falta en sus lugares habituales

El zorro acepta alimentos que se le ofrecen, sale de un chalet y se mete en otro y no rehuye estar en el entorno de reuniones con muchas personas. Una estampa que recuerda a los meses de otoño e invierno, cuando ciervos, jabalíes y aves hacen suya la urbanización nacida en los años sesenta en terrenos del parque natural. 

La presencia de animales del coto de Doñana en la urbanización de Matalascañas fue muy habitual en los meses del confinamiento, tal como pasó en la propia capital de Sevilla, cuando las aves del Alcázar o las que viven junto al río tomaron las calles del centro con toda naturalidad al estar vacías. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios