Andalucía

El presidente de la Cámara de Cuentas presenta un voto particular contra el informe de Canal Sur

  • Los cuatro consejeros elegidos por el PP, Cs y Vox avalan una fiscalización muy negativa sobre los contratos de la RTVA

Sede de RTVA en La Cartuja Sede de RTVA en La Cartuja

Sede de RTVA en La Cartuja

La Cámara de Cuentas ha aprobado un informe de fiscalización sobre la RTVA y Canal Sur Radio y Televisión muy negativo sobre sus contrataciones en el año 2018. Sin embargo, el presidente de la Cámara, Antonio López, ha presentado un voto particular en contra de las conclusiones. Dos consejeros más o se han sumado al voto de López o han presentado otro voto en contra, con lo que el informe ha salido con los cuatro apoyos de los consejeros nombrados a petición de los partidos que apoyan al Gobierno andaluz. 2018 fue el último año de gestión de los socialistas en la RTVA.

El informe indica que "la actividad contractual de la RTVA no resulta conforme a la normativa aplicable", y detalla 275 expedientes de contratos de producción, no menores y menores en los que hay ausencias de los principios de publicidad, concurrencia y transparencia. Entre las diversas irregularidades que detecta la Cámara se encuentra, por ejemplo, la ausencia de los programas contratados en el registro, falta de documentación o un contrato en el que el presupuesto se presenta como un anexo con fecha posterior a la firma. Esos 275 expedientes con fallos suponen el 91,05% de los estudiados.

El argumento del presidente de la Cámara para oponerse a ello se basa en la Ley de Producción Intelectual, por el que considera que estos programas generan propiedad intelectual, por lo que no están sometidos al régimen de contratos del sector público. Si son contratos excluidos, lo que ocurre en este caso, según Antonio López, "la legislación de contratos y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea" no indican que se deban someter "a unos principios cuyo cumplimiento se le exige aa la entidad fiscalizada (...) a efectos meramente internos, explicativos y, especialmente, organizativos". 

Otras de las deficiencias que encuentra el informe es que los programas televisivos que se renovaban no se inscribían en el Registro de Programas Audiovisuales. López sostiene en su voto que la renovación de un programa ya existente no genera una nueva licitación, por lo que no hay que registrarlo.

En la parte del informe en la que no ha habido desacuerdos entre los consejeros es en el análisis de la eficacia de la RTVA como televisión pública y en la administración de los recursos humanos. El texto indica que Canal Sur es el ente autonómico más barato de España, después de Telemadrid. Su coste por habitantes es de 16,7 euros. 

Uno de los aspectos que destaca este informe es que en seis años se ha reducido la plantilla hasta quedarse en el 86%, lo que ha provocado que se disparen el pago de horas extraordinarias, hasta 16.574 en el plazo analizado. El coste de los puntos de audiencia es de 16,9 millones de euros.

Sí subraya que la audiencia de Canal Sur es el de una población mayor de 63 años, cuando estos sólo suponen el 22% de los andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios