macrocausa de la formación

Teresa Florido y Justo Mañas niegan que favorecieran a Ojeda en las ayudas para los cursos

  • La ex directora general de Formación Profesional para el Empleo recuerda que se "abstuvo" de intervenir en todos los procedimientos en los que participaba su cuñado, el ex consejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda

El ex viceconsejero de Empleo Justo Mañas, a la derecha, con su abogado, Miguel Cuéllar, en los juzgados de Sevilla. El ex viceconsejero de Empleo Justo Mañas, a la derecha, con su abogado, Miguel Cuéllar, en los juzgados de Sevilla.

El ex viceconsejero de Empleo Justo Mañas, a la derecha, con su abogado, Miguel Cuéllar, en los juzgados de Sevilla. / Belén Vargas

Comentarios 2

La ex directora general de Formación Profesional para el Empleo María Teresa Florido y el ex viceconsejero de Empleo Justo Mañas han negado este jueves ante la juez María Núñez Bolaños que favorecieran al ex consejero andaluza de Hacienda Ángel Ojeda, en relación con las ayudas que por importe de 52,7 millones recibieron las empresas de éste último, cuñado de Florido.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado la imputación de Teresa Florido y de Justo Mañas, así como de otras siete personas por delitos de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y fraude y exacciones ilegales, cargos que tanto Teresa Florido como Justo Mañas han negado en su comparecencia ante la instructora, según han informado fuentes del caso. Las declaraciones se fijaron tras recibir el juzgado un atestado de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), en el que se analizaban una serie de correos electrónicos intervenidos en un disco duro de la sede del grupo de empresas de Ángel Ojeda (Prescal).

Teresa Florido ha recordado en su declaración que al llegar al cargo se "abstuvo" de intervenir en todos los procedimientos en los que figuraban las empresas de su cuñado. A Florido se le ha preguntado por un correo electrónico que le envió su cuñado, en el que se quejan de las concesiones de subvenciones realizadas por las delegaciones provinciales del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y de otros mensajes del que la Policía extrae que Ojeda está "tratando de influenciar a su cuñada para el establecimiento de unos criterios uniformes de baremación que beneficiasen a su grupo empresarial".

La ex directora general de Formación ha alegado que "nunca" contestó a esos correos porque el empresario "no podía darle instrucciones" y además era "imposible" que se pudieran dar instrucciones a los funcionarios en ese sentido, dado que la Administración funciona de forma "horizontal" y en las ofertas intervenían técnicos, jefes de servicio y otros funcionarios, por lo que a su juicio resultaba "imposible" poder influir en los funcionarios. 

Además, Teresa Florido ha puesto de manifiesto una circunstancia clave para descartar ese supuesto tráfico de influencias, dado que con posterioridad al envío de ese correo por parte del empresario "no hubo otra convocatoria" de ayudas para la formación, por lo que no hubo ninguna oportunidad donde supuestamente se podrían haber incluido esos baremos o esas instrucciones.

Justo Mañas se reunió una vez con Ojeda

Por su parte, el ex viceconsejero de Empleo Justo Mañas ha reconocido que se reunió sólo en una ocasión con el empresario Ángel Ojeda, pero ha negado igualmente que se produjera ningún trato de favor. La Policía había encontrado un correo electrónico enviado por Ojeda a Justo Mañas en el que el empresario detallaba que el "SAE y la Faffe realizarán en noviembre un acuerdo con la Forpe para que ésta realice, mediante adjudicación o subcontratación los cursos de aeronáutica  que se tenga que impartir y los cursos de formación del Plan Proteja".

Según Mañas, se reunió con Ojeda porque atendía a todos los empresarios que le solicitaban un encuentro y además lo que se contaba en ese correo era un resumen de la reunión que habían mantenido unos días antes. El ex viceconsejero ha añadido que no observó ninguna irregularidad en las ayudas concedidas para la realización de actividades formativas para los ex trabajadores de Delphi.

Ante la instructora también ha declarado este jueves el ex jefe de servicio de Programas para el Empleo, Pedro Legeren, quien ha garantizado la legalidad del procedimiento de concesión de la ayudas, puesto que todas pasaban por la Intervención y eran fiscalizadas, y ha añadido que "nunca" tuvo conocimiento de ninguna queja de que los cursos se hicieran mal o no se llegaran a hacer.

Entre los correos intervenidos destaca uno enviado el 23 de diciembre de 2009 por Ángel Ojeda a varios destinatarios, entre ellos un estrecho colaborador suyo, con el asunto "Legeren", en el que se dice literalmente: "Me llamó Pedro para agradecer el regalo. Me pregunta cómo van las propuestas a entregar antes del 31/12". Según los investigadores, ese correo se refería a Pedro Legeren, quien había intervenido en la memoria de justificación de las ayudas para los cursos de formación a los ex trabajadores de Delphi, y que habría recibido un regalo por parte de Ojeda.

El jefe de servicio ha explicado que ese regalo que se cita en el correo electrónico es un "portafolio", un regalo de empresa que quedó guardado en una estantería de su despacho, y que no tiene la mayor relevancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios