Bajada Masiva de Impuestos La recaudación fiscal baja un 1,1% por la creciente atonía del consumo

  • Los ingresos del IRPF sostienen hasta octubre los efectos de la "bajada masiva" de la Junta

Un ciudadano en una oficina de la Agencia Tributaria. Un ciudadano en una oficina de la Agencia Tributaria.

Un ciudadano en una oficina de la Agencia Tributaria. / M. G.

La desaceleración ya está aquí. Y no son solamente los augurios de los expertos, los datos de los países vecinos o las noticias procedentes de los polos económicos mundiales. Los síntomas en Andalucía son perceptibles por los datos de la recaudación de impuestos de octubre, en comparación al mismo mes del año anterior, y por los registrados desde enero a octubre de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018. En total, la Junta está ingresando provisionalmente un 1,1% menos que el año anterior.

Recaudación tras la reforma fiscal Recaudación tras la reforma fiscal

Recaudación tras la reforma fiscal / Dpto. de Infografía

La aceleración de los ingresos del IRPF –disparados en sus cifras interanuales (+6,78%, aunque con una cierta tendencia a la baja– están siendo la salvación recaudatoria, salvando además la reducción de los ingresos provocados por la “bajada masiva de impuestos" aprobada en abril por el Gobierno de la Junta.

El IVA, el impuesto que señala la vitalidad del consumo, muestra signos de atonía en la región. La recaudación por este impuesto indirecto apenas ha aumentado en los primeros diez meses de 2019 (+0,03, según el análisis ofrecido por Efe), pero la tendencia es claramente a la baja, en sintonía con el signo de las compras y las ventas: en octubre se ha recaudado por ese concepto un 6,5% menos que el mes de octubre de 2018.

La atonía de la economía andaluza también deja huellas en la recaudación del IRPF en su tramo autonómico, señal del nivel de las rentas de los andaluces. Aunque la recaudación del impuesto directo por antonomasia está disparado interanualmente (+6,78%), no deja de ser significativo que la subida en octubre, en comparación con el mismo mes de 2018, haya crecido un 2,78%, muy por debajo de la media anual.

La compensación de la bajada masiva de tributos

Pese a todo, el vigor de la recaudación por el IRPF autonómico está siendo, como era de prever, el sostén de los ingresos de la Junta en estos primeros diez meses del año. Los 262,3 millones de euros que Hacienda ha registrado de más en comparación con lo ingresado en 2018 compensan los menores ingresos del impuesto de Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos y Transmisiones Patrimoniales. Estas cuatro figuras fiscales fueron las modificadas en lo que la Junta denominó la "bajada masiva de impuestos", aprobada la pasada primavera mediante decreto-ley.

La bonificación del 99% en el impuesto de Sucesiones y Donaciones ha provocado una caída en la recaudación por este concepto de 42 millones, mientras que los ingresos se han reducido por el impuesto de Transmisiones patrimoniales en 43,6 millones. Por último, la Junta ha ingresado hasta octubre 13 millones menos por la firma de Actos Jurídicos. El resultado total de los impuestos modificados por la Junta, entre los ingresos de más y los de menos, resulta un saldo positivo de 163,7 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios