JUICIO AL ENTRENADOR ACUSADO DE ABUSOS A MENORES

Aplazan la vista que podría permitir la libertad al entrenador acusado de abusos

  • Esta comparecencia se produce después de conocerse que la baja médica de uno de los magistrados que componen el Tribunal puede alargarse

El entrenador acusado de abusos, en la sala de vistas El entrenador acusado de abusos, en la sala de vistas

El entrenador acusado de abusos, en la sala de vistas / Javier Albiñana

Comentarios 0

La Audiencia Provincial de Málaga ha aplazado para este miércoles la vista que tenía previsto celebrar este martes para determinar si un entrenador de fútbol, que se enfrenta a una petición de más de cien años de prisión por abusar, embaucar y acosar a veinticinco menores, podría salir en libertad provisional. 

Esta comparecencia se produce después de que se haya conocido que la baja médica de uno de los magistrados que componen el Tribunal, que ya está enjuiciando al procesado desde el pasado septiembre, puede alargarse y por tanto podría dilatarse la vista oral.  

El acusado, de 45 años, permanece en prisión desde el 2 de diciembre de 2016 tras ser detenido en Málaga y es un histórico entrenador de fútbol base y que ha dirigido diversas categorías de alevines y cadetes de varios clubes en la provincia, entre ellos el Málaga CF. 

Al juicio le quedan muy pocas sesiones, tres o cuatro, según han asegurado a Efe fuentes judiciales, ya que han declarado la mayoría de menores afectados, y solo quedan por testificar varias víctimas, policías y alguna pericial.  

Pero dicha baja médica podría dilatar el juicio, por lo que la Audiencia Provincial de Málaga ha convocado a todas las partes personadas en el procedimiento mañana a las 9.45 horas, según la diligencia a la que ha tenido acceso Efe.  

En la comparecencia se decidirá sobre la situación personal del acusado visto el tiempo transcurrido en prisión provisional y dado a que la baja médica podría dilatarse. 

Aprovechó su influencia sobre alevines y cadetes 

Durante el juicio los menores, con edades comprendidas entre los 11 a 17 años, ratificaron que sufrieron abusos y acoso por parte de su entrenador de fútbol base, que presuntamente aprovechó su influencia sobre los alevines y cadetes que entrenaba. 

Aunque en el informe policial se habla de veinticinco menores, hay tres más, que no entrenaba, pero que también son víctimas. 

El pasado octubre la Audiencia Provincial de Málaga ya acordó prorrogar hasta cuatro años la prisión provisional para el entrenador por lo que algunas de las partes personadas en el procedimiento les ha sorprendido esta nueva comparecencia y han mostrado su preocupación. 

Otras fuentes judiciales consultadas por Efe han subrayado que en este procedimiento hay que tener en cuenta las elevadas penas que se le piden, la reiteración delictiva (desde 2012 hasta 2016, cuando fue detenido por la Policía), y la especial vulnerabilidad de las víctimas, que son menores. 

El procesado está acusado de delitos de abuso sexual, exhibicionismo, provocación sexual, corrupción de menores, acoso y embaucamiento sexual a menores. 

La promesa de hacerlos capitán

En el relato acusatorio, el fiscal señala que el acusado prometía a algunos menores, hacerlos capitán, poder jugar más partidos o llevarlos a otros equipos de más categoría si le remitían fotografías de carácter sexual. 

También sometió a alguno de ellos a tocamientos, a otros les ofreció llevarlos a prostíbulos, botellas de alcohol, dinero e incluso invitarlos a cenar a una hamburguesería a cambio de fotografías de ellos desnudos, según el fiscal. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios