HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Salud realizará el test del coronavirus a todos los residentes en centros de mayores

  • El número de ancianos fallecidos en los más de 1.000 asilos de la región crece hasta los 177 tras sumar 15 en sólo 24 horas

Efectivos de la UME en la residencia de La Caridad, de Lebrija. Efectivos de la UME en la residencia de La Caridad, de Lebrija.

Efectivos de la UME en la residencia de La Caridad, de Lebrija. / Ayuntamiento de Lebrija

La Consejería de Salud y Familias comprobará si los 42.911 residentes en centros de mayores de Andalucía tienen coronavirus. Lo anunció ayer el portavoz del Gobierno de la Junta, Elías Bendodo, que aseguró que las pruebas rápidas comenzaron ya hacerse en la tarde del martes, una vez que la Junta tiene ya a su disposición “medio millón de test” de detección automática.

Con esta iniciativa, la Administración andaluza tratará de parar el goteo de muertes en estos equipamientos, tanto públicos como privados, donde ya han fallecido 177 personas. La situación es tan grave que sólo en 25 horas se han contabilizado 15 nuevos decesos. El 29% de los muertos por coronavirus en Andalucía eran residentes de centros de mayores, aunque los números distan de los de Madrid, donde se calcula que son 4.500 los muertos en asilos.

No obstante, los datos revelados ayer por el vicepresidente Juan Marín son muy llamativos. Ayer mismo UGT denunció que 12 ancianos de una residencia de la localidad gaditana de Ubrique han fallecido por coronavirus, aunque no está claro si están ya contabilizados. De los casi 43.000 ancianos que viven en residencias, 6.091 presentan síntomas de Covid-19, la enfermedad provocada por el coronavirus. De ellos, 1.080 son positivos confirmados, pero todavía está por dilucidar la situación de 3.834 personas. Además, hay 520 trabajadores con síntomas de SARS-CoV-2 y 399 que sí lo tienen.

Para controlar esta situación, la Junta ha convertido a residentes y empleados de estos equipamientos en población diana de los test rápidos. Al no ser tan fiables, a los residentes que den negativo en las pruebas que detectan anticuerpos se les hará la prueba de laboratorio, la PCR. A los trabajadores que den negativo inicialmente no se les repetirá la prueba a no ser que desarrollen síntomas. Este mismo protocolo se seguirá con los trabajadores sanitarios otro de los sectores más expuestos al virus y, según dijo Bendodo, se ampliarán a los usuarios y empleados de los centros sociosanitarios, como los centros de adicciones.

El portavoz recordó que desde el 20 de marzo se está haciendo un seguimiento “proactivo” con un servicio de enfermería y médicos de Atención Primaria, con dos hoteles medicalizados para mayores con positivos, en Sevilla y Málaga, al que se unen ahora otros dos en esas provincias y la próxima semana otro en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios