Andalucía

El PSOE andaluz cree que es necesario reformular la relación con el PSC

  • El secretario de Organización, Juan Cornejo, expresa los recelos que provoca la reivindicación nacionalista de los socialistas catalanes

Comentarios 2

El PSOE andaluz considera que se debe reformular el protocolo de relación entre el partido y el PSC, después de que el congreso de los socialistas catalanes haya asumido el concepto de nación para Cataluña y tras la rebelión de sus siete diputados, que votaron en contra de la investidura de Mariano Rajoy a pesar del acuerdo del comité federal. Uno de los asuntos que citó ayer el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, afecta a esta jerarquía. ¿Qué órgano de dirección es el último para el PSC? ¿El Comité Federal del PSOE, en el que participa, o el consejo nacional? Los diputados del PSC votaron en contra de Rajoy después de que así lo decidiese su consejo nacional. "Las reglas deben estar claras", subrayó Cornejo, que reconoció que el protocolo que ambos partidos firmaron en 1978 no detallaba estos asuntos.

Lo de 1978 fue un acuerdo firmado entre el PSOE y dos partidos socialistas catalanes por el que se creaba el PSC como una confluencia de las tres formaciones. El PSC participaría en los órganos de dirección del PSOE, pero éste no se presenta en Cataluña a las elecciones municipales y autonómicas; en el caso de las generales, van juntos bajo las mismas siglas. No es la primera vez que diputados del PSC votan de modo diferente: también lo hicieron a favor del derecho a decidir, lo que motivó la llamada Declaración de Granada de 2013. Fue un modo de consensuar el modelo territorial del partido.

Cornejo expresó ayer los recelos que provoca la asunción del término nación por parte del PSC. "Alguien debe explicar qué significa que Cataluña sea una nación; y si eso tendrá consecuencias jurídicas, institucionales o fiscales", indicó el número dos del PSOE-A. Por estos motivos, los socialistas andaluces, como el PSOE, al menos hasta ahora, se niegan a aceptar el término. De hecho, la Declaración de Granada pasa por encima, pero sin entrar en el asunto, ya que habla de "aspiraciones nacionales" de algunas comunidades, aunque no las cita como tal. El texto, aprobado por todos los barones del PSOE y el del PSC, explica que "en el federalismo se ubican soluciones para reconocer las diversas aspiraciones nacionales que conviven en España". El ex secretario general Pedro Sánchez aseguró en su última entrevista que España es "una nación de naciones".

A pesar de las diferencias, Cornejo sostuvo que no habrá "ruptura" con el PSC. "Ningún socialista desea la ruptura con el PSC, debemos seguir juntos y unidos, pero hay que sentarse, hablar y ver para valorar", sostuvo. En cualquier caso, tal como indicó Cornejo, es en el comité federal, o el congreso, donde debe aprobarse cómo será la relación entre ambos partidos. En el PSOE y en el PSC se manejan diversas fórmulas de relación. Una de las citadas es que mantiene el partido demócrata-cristiano alemán, la CDU, con sus socios de Baviera, la CSU. La CDU no tiene estructura en ese Estado federado, sí se presentan juntos a las generales, pero a diferencia de lo que ocurre en España, los bávaros no intervienen en la dirección federal. De ser así, por ejemplo, los 18.000 militantes del PSC no deberían participar en la elección del secretario general del PSOE .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios