Cinco llagas

Lisonjas, mentiras e hipocresía

  • El nuevo curso se inicia con un debate que el presidente cada vez lleva más al terreno templado, mientras en la oposición Díaz está bronca e Inmaculada Nieto elegante

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria. / E. P.

En vísperas electorales ayer no podía la afición esperar que la sesión de control al presidente de la Junta fuese una balsa de aceite. No lo fue. El interpelado, sin embargo, repartió lisonjas a toda la oposición, incluida a su antecesora. Cada uno vino con su munición y estilo particular. Elegante y firme la nueva portavoz de IU en Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, pidiendo medidas contra el encarecimiento y la escasez de las viviendas. Sarcástico y frío el portavoz de Vox, hablando de corsarios en el Mediterráneo, con una desmedida admiración por la lucha contra la inmigración de Salvini. Hernández zahirió con desdén al Vaticano, a la lejana Europa de Bruselas y a las ONG por amparar o socorrer a los náufragos del Open Arms. Áspera y decidida, Susana Díaz cambió duros reproches con Juanma Moreno para estrenar la temporada. Hasta ahora, las veces que la ex presidenta se ha olvidado de Vox en sus discursos ha conseguido ganar la partida a Moreno; pero ayer hicieron tablas. Díaz ejerció de jefa de la oposición, en vez de dolida reina destronada, pero no tuvo su mejor día. Hizo hincapié en la listeriosis y en los interinos de Educación Primaria que se quedan en paro.

Con el consejero de Salud casi al alcance de su mano, calificó de deficiente la gestión de la alerta alimentaria. Preguntó sobre las medidas que se pondrán en marcha para paliar sus efectos sobre el sector cárnico. Y se lamentó del impacto de la crisis de la listeriosis sobre la imagen exterior de Andalucía. Una astucia, porque ella se ha despreocupado de la imagen de internacional de la región al insistir por tierra, mar y aire en que la extrema derecha estaba al mando en Andalucía. Y ha conseguido que así lo cuenten prestigiosos medios extranjeros.

Moreno, que ha aprendido a parar y templar en estos debates, inició en su respuesta felicitándola por su próxima maternidad, deseando suerte al nuevo portavoz socialista y haciendo elogios superlativos al cesado portavoz del PSOE Mario Jiménez, caído en desgracia ante Díaz. Sus cortesías fueron saludadas con aplauso generalizado en la Cámara y palmas en los escaños socialistas, con cara más bien larga de su jefa suprema. Tras los elogios, el presidente argumentó que Díaz se había comportado con una gran irresponsabilidad institucional durante la crisis sanitaria por unos tuis que calificó de incendiarios. Díaz lo acusó de no dar la cara y de esconderse tras su consejero. Habló de múltiples mentiras, pero cuando Juanma le preguntó cuáles no precisó ninguna.

Sí inventarió la ex presidenta deslices de Jesús Aguirre, como elogiar a la empresa causante del brote o el retraso en informar a la opinión pública una vez que se confirmó la enfermedad. Moreno le negó que tuviese verdadera preocupación por la listeriosis: “Me habría llamado para pedir información, pero prefirió perder su papel institucional; ése es su nivel de desesperación”. En su defensa, el presidente enumeró una decena de colegios y consejos profesionales que avalaron la gestión sanitaria de la crisis para adornarse con una pulla: “A quién voy a creer, a ellos o a los socialistas que mintieron ocultando 500.000 pacientes en las listas de espera”.

También se interesó Díaz por los 2.500 interinos que se quedan sin trabajo porque la Primaria ha perdido 13.000 alumnos. Asunto que previamente ya fue objeto de una contrapregunta de Ciudadanos. La contrapregunta es como la contraprogramación en televisión: si la oposición va a preguntar por un tema, pregunto yo antes y me pongo la venda antes de que me hagan la herida. Sergio Romero hizo una pregunta dramática, algo así como si nos hacéis daño, ¿no nos vengaremos? Se quejó de que se exagere todo sin límites ni medidas, de que el fin justifique los medios, de que se esconda la verdad. Shakespeare.Tras el drama, el más irrespetuoso de los portavoces pidió respeto, en un gesto de fina hipocresía. Todo para explicar la reducción de profesores por la sustancial disminución de alumnos. Eso sí, Romero no nos ahorró su venganza con un ataque al PSOE, que es su especialidad: en educación la gestión socialista significa para él fracaso, abandono, déficit de personal e infraestructuras, malos informes PISA… En este punto, el presidente tiró de la misma tabla de Excel que usaba en estas ocasiones su antecesora. Y regó el debate con una ensalada de números: muchos millones más de presupuesto en educación, muchos miles más de funcionarios, más profesores en Secundaria, en donde aumentan los alumnos. En este capítulo le conectó un buen golpe Díaz: le espetó que aumenta la educación concertada y se reduce la pública. Y que se cierran 31 líneas rurales que es como apagar 31 pueblos. Tampoco aquí hubo respuesta.

Inmaculada Nieto se estrenó recordando al mejor orador de la Cámara, Antonio Maíllo, que dejó el Parlamento antes de terminar el anterior período de sesiones. La portavoz de AA prometió en su debut que prescindirá de insultos y descalificaciones en sus intervenciones y reclamó medidas urgentes contra la espectacular subida de los precios de los alquileres. Moreno, fiel a su instinto, la felicitó por su estreno, le agradeció el tono y añadió que coincidía en el análisis.

Explicó que hay que construir vivienda protegida, que su gobierno estudia un plan de alquileres con rentas asequibles, entre 175 y 325 euros; un decreto de viviendas irregulares y un programa de rehabilitación de viviendas y edificios. Nieto le dijo que le gusta más rehabilitación que construcción, y mejor intervención del mercado, como se ha hecho en Berlín o París, en el Reino Unido y en Austria. Que en cinco años han subido treinta veces más los alquileres que los salarios. Que los jóvenes no pueden aceptar trabajos lejos de su casa, porque no pueden pagar la vivienda, que es necesario perseguir el fraude en el alquiler de pisos turísticos…

Vox critica al Vaticano, la Unión Europea y las ONG por su posición sobre la inmigración

El otro Nieto, José Antonio, portavoz del PP, hizo una pregunta de salón sobre financiación para que su jefe Moreno le sacudiera al PSOE de lo lindo. Ambos cantaron a dúo una canción protesta. El Gobierno se escuda en argumentos burocráticos para no transferir a Andalucía 1.350 millones de entregas a cuenta y el IVA. Pero tuvo 74 días para hacerlo antes de su entrada en funciones. Además Andalucía, según reclamaba Díaz a Rajoy, tiene una infrafinanciación de 4.000 millones anuales. Con este estribillo le entró Juanma a Susana: no se lo reclama a Sánchez por su debilidad orgánica.

Díaz tiró de orgullo y le desafió a que le pidiese a Casado que se abstuviese para que haya un gobierno estable. Se puso de ejemplo. Dijo que ella en su día lo hizo con un enorme coste personal y político. Shakespeare again.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios