Andalucía

La Junta pide que la mejora del déficit se reparta entre comunidades y pensiones

  • Montero advierte que "no consentirá" que Rajoy pacte acuerdos con los nacionalistas que puedan perjudicar a Andalucía

Juan Marín. Juan Marín.

Juan Marín. / m. g.

La Junta de Andalucía confía en contar con más margen presupuestario para el próximo año después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmara el martes que se flexibilizarán los objetivos de déficit para las autonomías. La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, defendió ayer que la mejora se destine a las comunidades y a los pilares del Estado del Bienestar; es decir, la sanidad, la educación, la dependencia y las pensiones.

En la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera se acordó relajar la meta gracias a que Bruselas concedió a España dos años más de plazo para reducir el descuadre de sus cuentas públicas. Sin embargo, este acuerdo aún no ha sido convalidado por el Congreso por la parálisis política. La Junta de Andalucía ha elaborado el proyecto de presupuestos para el próximo año bajo la premisa de un déficit del 0,5% del PIB, dos décimas por encima del límite aún vigente. Y con el nuevo reparto anunciado por Rajoy, aspira a que se le conceda un 0,6%, lo que daría más margen de maniobra a la Administración andaluza.

Tras reunirse con CCOO para presentarle el proyecto de Ley de Presupuestos andaluces para 2017, Montero manifestó que espera que las dos décimas de margen en el déficit que concedió Bruselas a España beneficien en una décima a las comunidades autónomas y en otra décima a los pilares del Estado del Bienestar, y sobre todo a sostener el sistema de pensiones.

La titular de Hacienda defendió que lo fundamental es que los ciudadanos se beneficien de esa flexibilidad del déficit, con independencia de quien ostente la competencia de los servicios. Montero confió en que el Ministerio de Hacienda convoque la próxima semana el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para distribuir el déficit que ha concedido de margen Bruselas a España.

La titular de Hacienda denunció la "opacidad" del Gobierno en este asunto y confió en que el Ejecutivo del Partido Popular negocie con las comunidades autónomas para llegar a un acuerdo.

Preguntada por la reunión que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tiene previsto celebrar con su homólogo de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, la consejera advirtió que la Junta "estará muy atenta y no consentirá que una reunión bilateral adopte acuerdos o decisiones que perjudiquen a Andalucía".

Además, exigió que haya "luz y taquígrafo" en esa reunión para todos puedan conocer "qué está planteando el Gobierno de España, a quién se lo plantea y a cambio de qué".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios