Andalucía

Juanma Moreno cuestiona por incapaz la oposición de Susana Díaz

  • El presidente de la Junta acusa a la líder del PSOE de basar su trabajo en las críticas a la alianza de Vox

Sesión de control al gobierno en el Pleno del Parlamento de Andalucía. Sesión de control al gobierno en el Pleno del Parlamento de Andalucía.

Sesión de control al gobierno en el Pleno del Parlamento de Andalucía. / María José López/EP

Juanma Moreno ha cerrado este jueves, en la sesión de control al Gobierno, una mala semana para el PSOE de Susana Díaz. Por dos ocasiones, el presidente ha declarado que agotará la legislatura, no hay crisis en su Ejecutivo, tiene Presupuestos y algunos de sus aliados, como Juan Marín, están llamando a la puerta del PP para entrar. Todos los sondeos publicados otorgan una mayoría de derechas en el Parlamento y, casi todos, una victoria en votos del PP sobre el PSOE. En Ferraz hay preocupación, porque sin Andalucía, no hay victoria socialista en España. Moreno también se preocupa, porque Susana Díaz se le deshace y es a quien él prefiere como contrincante en unas elecciones

Hace 15 días, la ex presidenta socialista de la Junta se apuntó varios tantos mediáticos al sacar de sus casillas al señor malhumorado de Vox, pero Vox cuenta, ya no es un temor que agitar, existe y apoya al Gobierno. Juanma Moreno, al ver por dónde iba la intervención de Susana Díaz, le dijo: "Me asombra porque veo la enorme incapacidad que usted tiene para hacer oposición. Si usted lo único que sabe hacer es traerme a Vox todas las sesiones, usted tiene poco que aportar".

La semana ha sido mala para el PSOE porque Moreno ha celebrado estos dos años desde la victoria del PP, Ciudadanos y Vox con la opinión general de que está siendo un buen presidente y que no se está erosionando durante la pandemia, sino todo lo contrario. Casi por azar, este asunto se discutió en el grupo socialista, donde los susanistas defendieron que las encuestas publicadas eran de derechas. Pero lo pocos críticos que hay en el grupo parlamentario, que son tres, sostienen que, en efecto, mal oposición se está haciendo cuando Juanma Moreno sale indemne de la gestión del Ejecutivo, mientras sus consejeros se desgastan porque le blindan.

Esta estrategia no es nueva. Las últimas legislaturas de Manuel Chaves se basaron en salvar al presidente del día a día, asumir el desgaste en las consejerías y blindarle como candidato, de ahí que Javier Arenas y sus ramales dedicasen mucho empeño a contratacar, directamente, al presidente.

Volvamos al ahora. Moreno le ha cogido gusto a definirse como centrista, apela al diálogo, a la moderación y al entendimiento con todos. Así es como levitan los presidentes, por encima de los fregados domésticos. También es andalucista. Antes de que Susana Díaz hiciese mención al 4 de diciembre de 1977, cuando asesinaron en Málaga a García Caparrós en una de las multitudinarias manifestaciones en favor de la autonomía, el portavoz José Antonio Nieto reivindicó el 2 de diciembre, el 4 de diciembre y el 6 de diciembre. El 2 fue porque es el día en que el PP consiguió la Junta de Andalucía en unas elecciones.

Susana Díaz afeó al presidente que no hubiera respondido al portavoz de Vox, Alejandro Hernández, cuando éste sugirió que en Andalucía nos habíamos inventado hasta una patria con nombre, en referencia a Blas Infante, y fue entonces cuando Juanma Moreno le recriminó la efectividad de su oposición.

Hacer oposición no es fácil, es complicado, los grandes partidos consumen años y años y líderes y líderes en dar con el tono preciso; puede ser cómoda, porque la crítica no cuesta dinero ni apenas lleva tiempo, pero de nada vale si no hay deterioro del Gobierno. El PSOE de Susana Díaz se encuentra en esa situación de esterilidad en la que por mucho que muerdas no se logra enganchar nada de carne.

En su contra, Susana Díaz tiene que el Gobierno de España es del PSOE, Juanma Moreno ha recurrido a la misma estrategia de confrontación que los socialistas emplearon durante décadas, o contra Aznar o contra Rajoy, por lo que los socialistas andaluces tienen que cargar ahora con el terrible peso de las alianzas con ERC y Bildu. Ante esto, fue el presidente de la Junta quien le recriminó a Susana Díaz que no saliese en defensa del Gobierno andaluz cuando Rufián se ha propuesto limar la autonomía fiscal de las comunidades. El asunto es más complejo de cómo lo presenta Moreno, pero con Rufián como pregonero de la causa, ésta se hace imposible.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios