Andalucía

Juanma Moreno e Inés Arrimadas enfrían cualquier alianza electoral entre PP y Cs

  • El presidente y la líder naranja tumban la idea de Marín, que no descartó un Andalucía Suma

Inés Arrimadas y Juan Marín. Inés Arrimadas y Juan Marín.

Inés Arrimadas y Juan Marín.

Juan Marín no dijo el miércoles en Málaga –junto a su ex jefe, Albert Rivera– que estuviera a favor de que PP y Ciudadanos concurrieran juntos a las próximas elecciones autonómicas, pero no descarto esa opción para 2022. Con ese matiz abrió una puerta que, en menos de 24 horas, recibió un sonoro portazo. “No es una opción”, ha dicho este jueves su actual jefa, Inés Arrimadas, en una entrevista en RNE. Y un par de horas después, el presidente Juanma Moreno ha dejado esa puerta cerrada y no ha mencionado cuando podrá abrirse. “Es pronto para anticiparse”, ha zanjado el jefe del Ejecutivo en Canal Sur.

La opción de poner en marcha una versión andaluza de Navarra Suma había planeado en el tablero político andaluz, pero nunca tuvo todo a su favor. Lo que sí funcionó en el País Vasco no sirve ahora para Cataluña y tampoco para Andalucía. Arrimadas defendió una propuesta que ya se ha defendido antes en la comunidad: el PP, como único partido en el centroderecha en la comunidad, no fue capaz de arrebatar al PSOE el poder en la Junta en casi cuatro décadas.

Después del histórico 2-D del que el martes se cumplieron dos años se habló de “la resta que suma”. El fenómeno comenzó en 2015 y se consolidó en 2018. El electorado que antaño se agrupaba alrededor del PP se expandió cuando tuvo tres opciones, una más centrista y otra más conservadora. Esa circunstancia, unida al desgaste del socialismo andaluz y el viento de cola que tenía entonces el partido naranja, hizo posible el cambio en San Telmo a pesar de que Moreno cosechó el peor resultado de los populares desde que abandonaron el nombre de Alianza Popular.

“Hay veces en las que la suma, suma, y a veces, en las que no. Cs es un partido diferente al PSOE y al PP, y lo va a seguir siendo” y en Andalucía, ha añadido Arrimadas, tienen un proyecto “más regenerador, más de innovación y más ambicioso”. Además, reconoció que el Gobierno andaluz funciona bien, pero “está integrado por dos partidos diferentes y así va a seguir siendo”.

La líder naranja ha desautorizado así a Juan Marín, aunque que él no se ha sentido agraviado por las palabras de su jefa de filas, según reconció el mismo después de la sesión de control en el Parlamento. “No se puede desautorizar algo que no se ha dicho”, ha argumentado el líder regional de Cs, que ha añadido que se siente “respaldado” y que trabajará para que Arrimadas sea presidenta del Gobierno, puesto que pertenece a una organización que respeta “a pies juntillas”.

El cruce de declaraciones entre la líder naranja y el dirigente andaluz se produce en un clima complejo para Ciudadanos, un partido vive una marejada orgánica casi permanente en Andalucía. Poco antes de que Marín se pronunciara sobre el asunto en la Cámara andaluza, el senador autonómico Fran Hervías ha publicado un mensaje críptico en Twitter junto a un vídeo de un bolero popularizado por La Lupe. “Bendito el tiempo que desenmascara a las personas. Que va poniendo todo y a todos en su lugar. !Ay! Y los malos éramos otros... PD. Después de algunos titulares de ayer. Que bonito día se ha quedado, no?”, rezaba el tuit de el ex secretario de organización de Ciduadanos, el principal contrapeso orgánico que tiene Juan Marín y que ocupa un escaño en la Cámara Alta con el aval de Arrimadas. No hace tanto, otro tuit de Hervías en defensa de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, provocó un torbellino en Ciudadanos porque el portavoz parlamentario, Sergio Romero, apoyó el mensaje del senador. Ante ese gesto, diputados afines a Marín llegaron a pedir la dimisión del portavoz parlamentario naranja.

Y ante esta situación, Susana Díaz ha aprovechado para desgastar a su antiguo socio, con guien gobernó la última legislatura del PSOE en el poder. “No ha sido ninguna sorpresa, se veía venir”, dijo Díaz, quien defendió que “el Ciudadanos que lidera Juan Marín lleva así toda la legislatura, entregado a (Juanma) Moreno, al PP, a la ultraderecha de Vox y a lo que haga falta”. Según la líder socialista, lo que manifestó Marín es que “donde verdaderamente quiere estar él y donde está a gusto es haciendo seguidismo al Partido Popular y pagando los peajes a la ultraderecha”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios