Contenido Patrocinado

Comprometidos con el contenedor amarillo

  • Los andaluces batieron récord en 2018, el año en el que se prevé un mayor crecimiento en el reciclaje de envases

Vista aérea del complejo medioambiental de la Costa del Sol. Vista aérea del complejo medioambiental de la Costa del Sol.

Vista aérea del complejo medioambiental de la Costa del Sol.

El año 2018 pasará a la historia como el de mayor compromiso de los andaluces con el reciclaje de envases.

Según las previsiones de cierre de año de Ecoembes, la organización que cuida del medioambiente coordinando el reciclaje de envases domésticos, cada andaluz reciclará en el contenedor amarillo –el destinado a envases de plástico, latas y briks– un 9,1% más que el pasado año, un crecimiento prácticamente dos veces superior al experimentado en 2017. Traducido a número de envases, cada ciudadano ha depositado en el contenedor amarillo 966 envases de plástico, latas y briks a lo largo del pasado año.

Los datos reflejan la cada vez mayor implicación de los andaluces con el medioambiente. En un momento de creciente preocupación global por la contaminación, el cambio climático o los plásticos, los ciudadanos de la comunidad muestran su responsabilidad con su entorno a través de gestos individuales como el reciclaje, cuyos beneficios para el medioambiente son directos, tanto en ahorro de emisiones de CO2 como en consumo de agua y energía, así como para mantener los espacios naturales libres de basuraleza (residuos abandonados por el ser humano en la naturaleza).

En el reciclaje, tanto o más importante que la propia gestión de los residuos es sin duda la participación de los propios ciudadanos, que al fin y al cabo son los primeros gestores. “No podemos negar” –explica Antonio López, gerente de Ecoembes en Andalucía– “que, cada vez más, los ciudadanos son conscientes de los retos ambientales a los que nos enfrentamos como sociedad y de cómo cada uno de nosotros, con pequeños gestos, podemos contribuir a mejorar esta situación”. Los resultados de reciclaje de envases en Andalucía han experimentado en los últimos años “un crecimiento constante”, pero la previsión de datos de 2018 reflejan, además, que los andaluces “apuestan por el reciclaje como herramienta para cuidar del medioambiente”.

No obstante, recuerda el responsable de Ecoembes, “no podemos relajarnos, tenemos que seguir avanzando en este sentido porque todavía queda mucho por hacer”. El nivel de conciencia ciudadana en torno al reciclaje es “claramente mayor que hace unos años”, asegura el director general de la empresa CTC Servicios Ambientales, Carmelo Justo, para quien también las compañías del sector están asumiendo un importante papel en el avance del reciclaje en Andalucía: “El sector está realizando enormes inversiones”, muy especialmente en una tecnología “que hoy en día es de altísimo nivel” sobre todo en Andalucía, hasta el punto de que “estamos cada vez más cerca de Europa”.

Planta de clasificación de los residuos. Planta de clasificación de los residuos.

Planta de clasificación de los residuos.

Además, el director general de CTC destaca el valor del reciclaje no solo desde el punto de vista medioambiental, sino también por su impacto en la generación de riqueza y puestos de trabajo en la región. Se trata de un sector “que sigue creciendo, generando mucha riqueza y empleo”, asegura Carmelo Justo, quien pone su empresa como ejemplo de hasta qué punto son reales sus afirmaciones, no en vano CTC, que al fin y al cabo es “solo una pequeña empresa” dentro de un amplio sector como el reciclaje, da trabajo actualmente a 490 personas.

El papel de las administraciones

En cualquier caso, Justo considera que el papel de las administraciones es igualmente “crucial” en esta evolución tanto por su aportación en forma de campañas de concienciación como muy especialmente por una “mejora continua” en los procesos del sistema de reciclaje y las instalaciones que gestiona.

Las cifras alcanzadas en 2018, según las previsiones, también son resultado del esfuerzo conjunto llevado a cabo por las administraciones locales y Ecoembes para optimizar de forma constante el sistema de reciclaje.

Además de los 80.423 contenedores repartidos por la comunidad y las mejoras en las rutas de recogida, destacan acciones encaminadas a impulsar el reciclaje en nuevos entornos, como las puestas en marcha para incorporar la recogida selectiva en el canal Horeca (el sector de los hoteles, restaurantes y cafeterías).

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental es un ejemplo evidente de la evolución de este compromiso con el medioambiente.

Durante el año 2018 se han recogido 10.631 toneladas de envases: “Para que nos hagamos una idea”, asegura la presidenta de la Mancomunidad, Margarita del Cid, “es el equivalente a llenar de envases ligeros 170 piscinas olímpicas”. Lo cierto es que desde el comienzo de la prestación del servicio de recogida por parte de la Mancomunidad en el año 2002, la evolución “ha sido un crecimiento continuo”, alcanzando en la actualidad una tasa de recuperación de 22,77 kg/hab/año, una cifra que duplica la ratio andaluza, que está en torno a 11 kg/hab/año, y se encuentra por encima de la ratio a nivel nacional, que es de 14 kg/hab/año.

Para obtener estos resultados, la Mancomunidad cuenta con un parque de contenedores de 3.843 unidades, de diversas modalidades, repartidos en todo el ámbito territorial de la Costa del Sol Occidental. Hay un contenedor por cada 121 habitantes censados. ¿Hay margen de mejora? “Por supuesto”, asegura del Cid. “A nivel general, dice la presidenta de la Mancomunidad, “creo que algunas administraciones deberían implicarse más en la recogida selectiva de los residuos, fomentándola y valorando las ventajas que se obtienen, ambientales y económicas, para los ayuntamientos”. En todo caso, su objetivo para 2019 es “seguir creciendo, atendiendo todas las peticiones de contenerización, adaptando las rutas a las necesidades de los municipios y del servicio, ampliando la recogida en hoteles y establecimientos turísticos, y continuar realizando campañas de comunicación y concienciación”.

El contenedor azul, más lleno

Además de unos contenedores amarillos más llenos, también se prevé que el reciclaje de los envases de papel y cartón experimente un considerable aumento durante este año, al crecer un 7,3% con respecto a 2017, gracias a que cada andaluz reciclará 471 envases en el contenedor azul. Un dato más que destacable, pues casi quintuplica el crecimiento experimentado en el ejercicio anterior.