Exposición

'Carne de vulva': la polémica escultura de una alumna de la UGR bajo la lupa de la censura

  • La obra ha sido retirada del patio del Ayuntamiento para trasladarla a la Casa de San Matías a petición de Ciudadanos al considerar que puede herir sensibilidades

  • La pieza contiene vulvas en una bandeja como si fuera carne de supermercado y cuya etiqueta recoge: "Puede contener trazas de semen, uñas, o restos de parte de mujer"

Imagen de la escultura 'Carne de vulva' Imagen de la escultura 'Carne de vulva'

Imagen de la escultura 'Carne de vulva' / G. H.

El debate de actualidad sobre la censura y los límites en el arte ha cobrado con la escultura Carne de vulva elaborada por una alumna de Bellas Artes de la Universidad de Granada para la exposición colectiva A la calle

La obra, en un principio expuesta en el patio del Ayuntamiento, ha sido retirada después de que el grupo municipal de Ciudadanos haya pedido un protocolo para controlar las muestras artísticas debido a las quejas expresadas por algunas personas. En concreto, la escultura ha sido trasladada a la Casa de San Matías, sede del Festival de Música y Danza y otro de los espacios donde se exponen las obras de los estudiantes de la UGR.

La formación de Cs ha hablado con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, para exigirle un mecanismo que regule las exposiciones en los espacios municipales de cara a no herir sensibilidades. Es decir, evaluar las obras a través de un protocolo de control y de seguridad. El portavoz municipal de Ciudadanos, Manuel Olivares, ha apuntado que Carne de Vulva podía herir sensibilidades en un espacio muy frecuentado como el patio del Ayuntamiento.

El vicerrector de Extensión Universataria de la UGR y catedrático de Pintura, Víctor J. Medina Flórez, ha opinado que le parece "muy delicado" por parte del Ayuntamiento o de los grupos políticos entrar a valorar los criterios de calidad de una obra de arte. "Entrar a censurar es un tema delicado", ha indicado Medina Flórez, quien ha agregado que precisamente la obra por el mensaje que denunciaba de la trata de mujeres ha conseguido "ser provocativa" y "llamar la atención".

Por su parte, Elizaberta López, una de las comisarias de A la calle, ha criticado que en una muestra en la que participan 200 alumnos de Bellas Artes en cuatro espacios de la ciudad acabe aislada por una anécdota. Para esta profesora de la UGR del Departamento de Escultura, "no es justo" que la opinión pública se quede eso y apunta a que se trata de una "polémica política".

El texto que acompaña a 'Carne de vulva' El texto que acompaña a 'Carne de vulva'

El texto que acompaña a 'Carne de vulva' / G. H.

La comisaria de la muestra ha señalado que "en Granada no están acostumbrados" a cierto tipo de obras y que seguramente puede "generar cierta susceptibilidad en determinados sectores de la sociedad que no la entienden". Asimismo, López ha indicado que todas las esculturas y obras que aparecen en A la calle "están plenamente justificadas".

En concreto, la profesora de Escultura ha destacado que es importante leer lo que acompaña la obra Carne de Vulva, una pieza que trata sobre la trata de mujeres y los abusos. "En la Universidad trabajamos pueden convivir distinto tipos de ideologías y se respetan todo tipo de opiniones", ha apuntado la comisaria, quien ha recordado que en la exposición hay obras sobre justicia social, emociones y recuerdos, entre otras temáticas.

En la obra objeto de la polémica,que va acompañada de un texto sobre la trata que puede llevarse a casa, se observan supuestos trozos de Carne de vulva en una bandeja de plástico de las que se encuentran habitualmente en la zona de refrigerados o elaborados de un supermercado y cuyo etiqueta recoge: "Puede contener trazas de semen, uñas, o restos de parte de mujer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios