Inmigración en el Estrecho Barbate pide la intervención de la UME ante la avalancha de pateras

  • El polideportivo de la localidad gaditana tuvo que habilitarse para alojar a 300 inmigrantes

Un grupo de inmigrantes, ayer en el polideportivo de Barbate, habilitado para alojarlos. Un grupo de inmigrantes, ayer en el polideportivo de Barbate, habilitado para alojarlos.

Un grupo de inmigrantes, ayer en el polideportivo de Barbate, habilitado para alojarlos. / Manuel Aragón Pina

El Ayuntamiento de Barbate tuvo que ceder las instalaciones del polideportivo municipal para que pernoctaran, en la noche del miércoles al jueves, un total de 314 personas migrantes. Fue el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien pidió al alcalde barbateño, Miguel Molina, la apertura del espacio, algo que le agradeció por teléfono el propio ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Ante esta avalancha de inmigrantes, el regidor de la localidad gaditana sugirió pedir ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para no saturar a los agentes de la Guardia Civil que están de servicio en la zona, y que se necesitan para esas tareas a la que a diario tienen que hacer frente.

Las instalaciones están preparadas para acoger competiciones deportivas, pero no disponen, por ejemplo, del número de aseos o duchas necesarios para atender de una tacada a más de 300 personas, entre hombres, mujeres, menores y bebés. A ello se suman otras carencias básicas como alimentos, mantas o colchonetas donde dormir, como destacaban el alcalde y el portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Rafael Lara, en la comparecencia de prensa que dieron ambos en el salón de plenos del Ayuntamiento, y tras haber estado desde primera hora de la mañana en el pabellón polideportivo.

El Ayuntamiento de Barbate marcó ayer el límite de personas acogidas en estas instalaciones, por un tiempo que se estima que sea de una semana, y será de 350 personas, por lo que no es descartable que se pida la misma colaboración a otras localidades vecinas, ya que en la jornada de ayer llegaron otras dos expediciones de rescatados en aguas del Estrecho, y ya se superaría el tope previsto. El suministro de alimentos a los inmigrantes será labor de los voluntarios de Cáritas y de la Asociación Pro Derechos Humanos Andalucía, tal y como se designó en la Mesa Técnica de Seguridad celebrada para coordinar el dispositivo de atención humanitaria.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, insistió ayer en que el Gobierno central "tiene que comprender que hay que poner más recursos para las comunidades y dotar de más operativos a quienes trabajan" con las personas que están llegando en patera a las costas españolas, a la par que defendió que este problema debe ser atajado mediante una estrategia planificada desde la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios