Andalucía

Adelante Andalucía compara las corridas de toros con las ablaciones de clítoris y los apalaeamientos por adulterio

  • La coalición de izquierdas pide a la RTVA que los festejos graben y se emitan en diferido fuera del horario infantil

Inmaculada Nieto Inmaculada Nieto

Inmaculada Nieto / M. G. (Sevilla)

Adelante Andalucía admite que las corridas de toros son una "tradición con muchos años de historia", pero acto seguido asevera que al igual que "también lo fueron la ablación de clítoris, los apaleamientos por adulterio o las luchas de gladiadores que son o han sido en algún momento tradición en algunas zonas del mundo, pero no por eso dejamos de denunciar lo cruel que tienen estas prácticas". Así lo afirma la portavoz de la coalición de izquierdas, Inmaculada Nieto, en una Proposición No de Ley presentada ante la Mesa del Parlamento de Andalucía. 

Días después de que el ministro de Culltura del Gobierno de España, José Manuel Rodríguez Uribes, dijera que prefiere fomentar el teatro en lugar de las corridas, pues en el teatro "no hay violencia", la coalición de izquierdas exige a la RTVA que emita los festejos fuera del horario infantil. Como se celebran por la tarde, precisa que sean grabados y emitidos en horario nocturno en diferido. 

"El arte es la creación, la construcción, algo que eleva el espíritu y da vida, jamás la quita. Hay muchos y reconocidos artistas que se han visto fascinados por el toreo, pero eso tampoco es razón suficiente para considerarlo arte", argumenta la PNL, que continúa con un ataque directo a la considerada fiesta nacional: "la dignidad, así como la valentía, la bravura o el honor son categorías morales y de comportamiento creadas por el ser humano y que únicamente pueden tener sentido en él. Categorizar a un toro o a cualquier otro animal con estos adjetivos es un absurdo, puesto que él no actúa con dignidad ni deja de hacerlo, simplemente se defiende. Además, la muerte no deja de ser muerte por mucha pátina de dignidad que se le quiera dar, al torearlo no se le está haciendo ningún favor al toro". 

Adelante Andalucía afirma que la Unesco se pronunció sobre las corridas de toros en 1980. "La tauromaquia es el arte banal de torturar y matar animales delante del público. Algo que traumatiza a niños y adultos, que empeora el estado de los neurópatas que vean el espectáculo y desnaturaliza nuestra relación con el animal". Y continúa la moción: "Pero no hace falta que lo diga la Unesco. La crueldad, el maltrato y el dolor no se pueden considerar cultura. La cultura son las costumbres y modos de vida que contribuyen a que nos desarrollemos de algún modo u otro, y el maltrato animal no cumple ninguno de los puntos que debería cumplir la cultura".

Los perros como ejemplo

La moción refiere la crianza del granado bravo: "Que los toros de lidia hayan sido criados para morir en la plaza no significa que hayan nacido para eso. Eso es tanto como decir que los perros han nacido para participar en peleas porque algunos criadores los destinan a esas actividades. La condición genética del toro no es ningún sello inevitable en su destino". 

Y justifica la petición de que no se emitan corridas en horarios vespertino: "Resulta totalmente anacrónico que se divulguen en los medios de comunicación públicos espectáculos que contienen imágenes explícitas de tortura a animales indefensos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios