Crisis del coronavirus

Almacenamiento, opción para resistir en el sector agrario

  • Frutos rojos, espárrago y ajos, muy afectados por la falta de mano de obra. El cierre de la restauración merma la demanda de productos ganaderos. Habilitan medidas de apoyo al sector ovino y caprino

Cartel de la campaña de promoción de productos nacionales puesta en marcha por Asaja-Almería. Cartel de la campaña de promoción de productos nacionales puesta en marcha por Asaja-Almería.

Cartel de la campaña de promoción de productos nacionales puesta en marcha por Asaja-Almería.

Al igual que ocurrió con la crisis de precios en el aceite de oliva, los productores están reclamando que se activen cauces de almacenamiento privado para los productos vinculados al canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) y poder resistir así ante la pandemia del coronavirus Covid-19, que también está ocasionando graves dificultades para conseguir mano de obra necesaria en la recolección de muchos cultivos.

El Ministerio ha pedido a la Comisión Europea que se establezcan ayudas al almacenamiento privado y a la reducción voluntaria de la producción para el sector de la carne de ovino y leche de oveja y cabra. En el caso del sector de la fresa y los frutos rojos, así como para la flor cortada y planta ornamental, se han solicitado ayudas a la retirada de mercado y por no efectuar la cosecha, y se ha pedido su aplicación retroactiva su fuera necesario.

Iberaice, agrupación que representa a la industria del cerdo ibérico dentro de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), advierte de la urgencia de poner en marcha medidas de ayuda para el sector del ibérico, muy afectado por el cierre de la hostelería y restauración y que el almacenamiento privado se extienda a los jamones y paletas que se encuentra en los secaderos en proceso de curación. La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) reclama que se active el almacenamiento privado de carnes y piezas ibéricas frescas para mantener la salida de animales que hay actualmente en campo y granjas a las salas de sacrificio y despiece, y frenar la caída libre de los precios del ganado en este momento.

También piden la retirada del mercado de entre un 15 y un 20% de los lechones ibéricos como tostones para que sea posible una reconducción rápida de la sobreproducción de ibéricos que ya se percibe, generada por la reducción drástica de la demanda. Y todo ello “de manera organizada y controlada”.

Otros sectores industriales también están experimentando las graves consecuencias del cierre del canal Horeca, como es el caso del porcino, ovino y caprino y también del vacuno. Productos como los cochinillos, lechazos y cortes de vacuno de calidad han observado como sus productos han dejado de solicitarse, al igual que los del ibérico.

El parón en la demanda por parte del canal Horeca también ha influido en el consumo de todos estos productos, ya que no es habitual que se preparen en los hogares.

Asaja-Sevilla

Asaja-Sevilla hace hincapié en este mismo problema y además advierte que se han detectado abusos por parte de algunos compradores, que aprovechan la situación de crisis para comprar a precios irrisorios, no respetan los precios pactados e incluso proponen pagar el ganado a un año vista.

“Hay que primar el almacenamiento privado como se hizo en el aceite de oliva”, dice Asaja-Sevilla, que pide “a todos los ciudadanos que colaboren con el sector ganadero nacional y que en este periodo de confinamiento incluyan también en la dieta de sus hogares las carnes españolas de primera calidad que habitualmente consumen fuera de casa”.

Agregan que para revertir o al menos paliar esta situación es fundamental involucrar a la gran distribución, para que destine en sus lineales un lugar preferente a estos productos de máxima calidad de sectores en crisis y para que comercialice solo productos cárnicos nacionales.

En la misma línea, Asaja-Almería pone en marcha la campaña “Elige producto de la tierra, ganas tú, ganamos todos”, con la que se quiere destacar el trabajo que desempeñan las explotaciones agrarias de forma habitual.

La Asociación de Agricultores, Ganaderos y Productores (Agapro) hace también un llamamiento a la población para que acuda a las plazas de abastos y lonjas de los pueblos o llame directamente a los productores locales, para que, sin salir de casa, puedan adquirir productos cercanos, frescos y de calidad, ayudando a los pequeños agricultores y ganaderos de cada zona.

Apoyo económico

Los afectados de los sectores ganadero y cárnico piden a las administraciones apoyo económico en forma de créditos y ayudas, además de medidas fiscales.

El Ministerio de Agricultura, ha establecido líneas de apoyo directo para los sectores de ovino y caprino. Podrán acogerse a las ayudas los ganaderos cuyas granjas tengan un censo de más de 30 hembras reproductoras, así como las granjas de tratantes y los centros de concentración.

En cuanto a los problemas de mano de obra, uno de los sectores más afectados son los cultivos de frutos rojos que ahora están en plena producción y emplean, solo en Huelva, a 15.000 temporeros marroquíes de los que depende en buena medida la recolección.

La superficie plantada de frutos rojos en la provincia de Huelva ha alcanzado los 11.500 hectáreas para la campaña 2019-2020, lo que supone un mínimo incremento del 2% respecto a la anterior campaña.

Fepex y Freshuelva, la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa y Frutos Rojos de España, confían en que la Comisión Europea active “cuanto antes” las medidas excepcionales que ayuden al sector de los frutos rojos a paliar la situación de crisis ocasionada por la pandemia del Covid–19.

Ambas organizaciones habían trasladado al ministro de Agricultura, Luis Planas, la grave perturbación que se está produciendo en el sector de fresa y frutos rojos debido a la dramática caída de la demanda, tanto en el mercado interior como de exportación, coincidente además con el periodo de máximo de producción.

Por ello, plantearon la adopción de medidas excepcionales de ayuda a las que se puedan acoger todos los productores, independientemente de si son miembros de organizaciones de productores y que consistan en la no recolección de la cosecha, permitiendo a los agricultores paralizar una parte o la totalidad de su producción, así como la adopción de medidas excepcionales de retiradas de productos, sin cargo a los programas operativos y válidas para todos los agricultores.

También solicitan la refinanciación del pasivo de los empresarios agrícolas a coste cero y garantías públicas para los nuevos préstamos de campaña e inversión; al tiempo que estiman necesario un aplazamiento o condonación del calendario de pagos impositivos previsto como IRPF, sociedades, cuotas autónomos o seguros agrarios. Confían en que se activen las medidas de apoyo al sector lo antes posible, pues la campaña se encuentra aproximadamente al 50% con ligeras variaciones según cultivos.

Los productores piden que se consuma productos nacionales y de calidad

Otro de los sectores gravemente afectados es el del espárrago verde, del que han caído los pedidos en un 80% en el mercado nacional. La mayor afectada dentro de esta situación es la provincia de Granada, líder en el ranking de producción a nivel nacional e internacional, con 7.000 hectáreas sembradas que generan 40.000 toneladas de espárrago verde y 700.000 jornales.

Desde UPA en Granada, su secretario provincial, Nicolás Chica, confirma que, “ante esta situación límite que atraviesa un sector tan relevante para Granada, reclamamos la intervención urgente de las Administraciones autonómica y central para buscar medidas que puedan corregir la pérdida de renta de los agricultores y la falta de liquidez de las cooperativas”.

También las asociaciones de productores de fruta de hueso integradas en Fepex han alertado de la falta de temporeros para las tareas de aclareo y recolección, que comienzan en breve, y han trasladado al Ministerio de Agricultura propuestas para resolver este grave problema, consecuencia de la crisis del Covid 19.

La CE reclama a los Estados que faciliten la circulación de trabajadores del campo

De hecho, la Comisión Europea ha publicado ya unas directrices en las considera a los trabajadores temporales agrarios “trabajadores críticos”, que “ejercen ocupaciones críticas en la lucha contra la pandemia del coronavirus” y pide a los Estados miembros que faciliten su circulación.

“En las próximas semanas -explican- comienzan trabajos de aclareo y recolección de diversas especies frutícolas en todas las zonas de producción de Andalucía, Murcia, Extremadura, Aragón y Cataluña y no hay perspectivas de mano de obra suficiente por el cierre de las fronteras y la ausencia de trabajadores inmigrantes que trabajan en la recolección”. Por ello plantean al Ministerio de Agricultura medidas para resolver este problema, entre las que se encuentra facilitar el tránsito de personal para trabajar entre las diferentes zonas en España.

En Córdoba, Asaja ha mostrado su preocupación en relación con la próxima campaña del ajo porque hay una enorme incertidumbre por los previsibles problemas de falta de mano obra, dada la situación del estado de alarma y el adelanto de la cosecha, que se prevé que comience en la primera quincena de mayo y finalice en los últimos días de junio. Asaja Córdoba ha remitido un escrito a la Subdelegación del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios