Finanzas

La Junta 'desbloquea' el proyecto de geotermia en Níjar

  • El consejero Juan Bravo entrega el título concesional a la empresa Cardial para explotar la primera planta de energía geotérmica de España que nutrirá a los invernaderos 

La delegada Maribel Sánchez, el consejero Juan Bravo y el socio de Cardial, Carlos Díaz La delegada Maribel Sánchez, el consejero Juan Bravo y el socio de Cardial, Carlos Díaz

La delegada Maribel Sánchez, el consejero Juan Bravo y el socio de Cardial, Carlos Díaz / C. F. (Almería)

La Junta de Andalucía sometía en el primer trimestre de 2019 a exposición pública el proyecto para el aprovechamiento de un yacimiento geotérmico en el campo de Níjar que, después de casi una década de trabajo e idas y venidas con la Administración, parece ver la luz al final del túnel. En este sentido, esta mañana, el consejero de Hacienda, Industria, Energía y Minas, Juan Bravo, entregaba el título concesional a Cardial Recursos Alternativos, concretamente al socio director de la firma, Carlos Díaz.

Según detalla Díaz, con este paso se da pie a la explotación de la que será la primera planta de una cadena de las mismas que rondará la quincena, tal y como informaba hace un lustro a este diario. En esta línea, el yacimiento de Níjar y Almería, que abarca unas 20.000 hectáreas entre el entorno de la Venta del Pobre y el Campamento Militar, nutrirá a los invernaderos y empresas que la soliciten de una energía limpia a un precio competitivo, "es una energía limpia, gestionable y, sobre todo, barata, con costes de producción inferiores a las convencionales". La previsión, según el consejero es que en dos años, ya haya tres plantas en marcha.

El yacimiento abarca desde la Venta del Pobre al Campamento Militar

La que sería la primera planta de energía geotérmica de España localizada en el Campo de Níjar tendría, de acuerdo a la información de Díaz facilitada en ocasiones anteriores, dos vertientes: producción de energía térmica y, en una segunda fase, energía eléctrica. De acuerdo a las palabras del ingeniero y socio de Cardial, las plantas ocupan una pequeña superficie en comparación con la proporción suelo-producción con otras energías alternativas, así una planta de 5 megavatios (Mw) eléctricos ocupa entre unos 200 y 300 metros cuadrados en superficie más la superficie que puedan requerir los distintos dobletes geotérmicos (juegos de dos sondeos de extracción e inyección) que suelen ocupar otros 30-50 metros cuadrados. La primera planta en la que trabaja la compañía contará con 5 Mw térmicos, que se ampliarán entre el segundo y tercer año a 8MWt y 3 MW eléctricos. Según Carlos Díaz, la inversión para esta planta, que ocuparía cuatro parcelas, es de 4 millones de euros que se amortizarían en dos años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios