Syngenta

Las bondades del sistema 'clearfield' en el girasol

  • Control de las malas hierbas y del jopo y la posibilidad de una siembra temprana se alzan como las grandes ventajas de las semillas IMI

Las bondades del sistema 'clearfield' en el girasol Las bondades del sistema 'clearfield' en el girasol

Las bondades del sistema 'clearfield' en el girasol

Aunque en apariencia todo el girasol sembrado en el campo pueda parecer el mismo, lo cierto es que en Andalucía se cultivan hasta 101 variedades, de las cuales el 65% es linoleico y el 35% alto oleico.

Es en este segmento de los alto oleico donde hacen su aparición los híbridos de girasol con resistencia a herbicidas de la familia de las Imidazolinonas (IMI), también denominado sistema clearfield, investigado y desarrollado por BASF para potenciar la producción y la rentabilidad de este cultivo así como permitir la siembra temprana. En diversos estudios realizados en Córdoba en los años 80, por el que hoy es denominado IFAPA de la Junta de Andalucía, se ponía de manifiesto que las siembras invernales de girasol (diciembre y enero) podían permitir hasta un 30% de incremento en la producción, frente a las siembras clásicas de marzo en Andalucía. Sin embargo, las siembras tempranas de girasol tienen diversos problemas como es el deficiente control de las malas hierbas o el desarrollo de enfermedades ocasionadas por el jopo. Y es en este punto cuando el sistema clearfield viene a socorrer al agricultor. Con la tecnología de girasol IMI (cuya resistencia genética proviene de una mutación natural) se aportan dos soluciones: el control de las malas hierbas con un herbicida de post emergencia y el control de todas las razas actuales de jopo.

Syngenta, además, comercializa el herbicida Listego, registrado por BASF, específicamente para ser utilizado con este tipo de variedades de girasol.

Mientras parece ser clara la evolución del sistema clearfield hacia el clearfield plus en el futuro, en la actualidad ya hay agricultores que apuestan por la variedad IMI Talento, resistente a la raza E de jopo. Es el caso de José Ignacio López: "probamos la variedad Talento hace dos o tres años y ya, el año pasado, pusimos algo de Talento en las explotaciones y nos fue bien, así que este año nos hemos ido casi al 60% de la siembra con Talento", lo que se traduce en unas 600 hectáreas de sus explotaciones de Cádiz y Sevilla. la evolución que "he ido haciendo a lo largo de cuatro campañas agrícolas era el 805 linoleico y 20% alto oleico. Dentro de este 20% hemos ido aumentando la superficie de IMI hasta completar este año toda la siembra de IMI".

Asegura José Ignacio no saber por qué otros agricultores aún no se han decidido por esta variedad ya que el coste "no es más alto que otra semilla" y, sin embargo, la producción cada "vez se va pareciendo más a la de otro tipo de semilla lioneica y dentro de las alto oleico Talento va muy bien".

Otra de las ventajas que asegura el agricultor es acabar con los problemas de jopo que tenía en la zona de Sevilla: "el sistema clearfield me lo controla en la explotación sevillana y en Cádiz, al contrario; en caso de que aparecieran nuevas razas estarían controladas con el IMI". Es, continúa José Ignacio, un tratamiento de choque, "tenemos la solución al problema".

Por último, pero no menos importante, es la siembra temprana que le permite el sistema clearfiel. "Aunque venga lluvia y con ella las malas hierbas no tengo problema porque las mata. Sin embargo, aumento la producción de girasol porque tengo más tiempo de humedad en los primeros meses de crecimiento, a principios de primavera y evito al final los golpes de calor en años de sequía" al recoger antes, sentencia José Ignacio López.

>The unique Clearfield® symbol and Clearfield® are registered trademarks of BASF© 2017 BASF. All Rights Reserved.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios