El paisaje de Villarrasa en pintura

  • La tercera edición del certamen acoge obras de casi medio centenar de artistas

  • Alberto Montes, Carlos Dovao y Daniel Franca retratan los cuadros ganadores

El paisaje de Villarrasa en pintura El paisaje de Villarrasa en pintura

El paisaje de Villarrasa en pintura

El Centro Sociocultural Gadea abrió este fin de semana sus puertas a los lienzos creados en la tercera edición del prestigioso Certamen de Pintura al Aire Libre Villarrasa y su entorno, en el que participaron casi medio centenar de artistas.

Se trata de una de las citas más prestigiosas de cuantas se desarrollan en Andalucía y donde el Ayuntamiento ha sabido seducir a participantes llegados de todos los puntos geográficos de la comunidad autónoma, así como Extremadura y la vecina Portugal.

Los más de 2.000 euros en premios fueron a parar a manos de Alberto Montes, Carlos Dovao y Daniel Franca, quienes retrataron, respectivamente, un paisaje agrícola, unos sobrios cobertizos que se divisan desde el interior de un garaje y la majestuosidad del pórtico de la Casa Consistorial empapado por el temporal de lluvia. En cuanto a los artistas locales el primer premio fue a parar a José Rafael Castellano, que inmortalizó la Cooperativa del Campo Nuestra Señora de los Remedios. Laura María Castellano, por su parte, obtuvo el premio al dar vida a una bucólica imagen de una calle en la que el único hálito de vida humana lo protagoniza una pareja que camina cogida de la mano.

Pero no sólo los cuadros de los premiados destilan una factura impecable en su ejecución, sino que el medio centenar de lienzos que componen la muestra atesoran una brillante factura técnica. Es el ejemplo de la obra de las gallinas que firma Santana, un retrato de una de las humildes granjas de aves en la que orillado en el fondo del paisaje se divisan algunos de los monumentos más señeros del municipio; mientras, en un primer plano, el rojo intenso de las crestas de los animales destacan con enorme belleza sobre los tonos ocres del resto de la composición.

Otro cuadro que no fue premiado y que ha ganado el aplauso unánime del público lleva la autoría de Juan Lucena, una composición que toma la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios como fondo, con el primer plano de un cobertizo en una parcela agrícola. La pieza recoge todo la carga bucólica de la mañana del 5 de marzo en la que se celebró el certamen y que estuvo precedida por una importante tromba de agua. Ese elemento meteorológico marca los colores y, por ende, la tónica de unos lienzos que captaron escenarios teñidos por la lluvia, cielos encapotados y escasa presencia en las calles.

La enorme diversidad de obras expuestas hacen uso de multitud de técnicas pictóricas para recrear paisajes, monumentos, calles y rincones del municipio.

El certamen no sólo muestra la calidad artística que atesoran los participantes o la belleza de los rincones de los que puede presumir la localidad. La excelente cantera de artistas con la que cuenta el municipio no sólo se ve reflejada en la enorme destreza que muestran a la hora de dominar complejas técnicas, sino que además revelan su sensibilidad y adiestrado ojo para interpretar el paisaje y la originalidad para recoger y moldear aquello que ven. La ganadora en la categoría infantil fue Laura Díaz Ferreira, si bien junto a ella brillaron sus compañeros, algunos tras ofrecer un retrato de la torre de la iglesia de San Vicente Mártir y que sobre la misma utilizaron técnicas como el dripping que popularizó el estadounidense Jackson Pollock. Originalidad y talento que promete ponérselo difícil al resto de participantes una vez concursen en la categoría absoluta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios