Obra social de la Hermandad de Huelva

  • La filial onubense celebra un día de convivencia con una feria gastronómica, una exposición de carretas y un pasacalles tamborilero

  • La recaudación irá a la Asociación contra el Cáncer

La Hermandad del Rocío de Huelva vivió ayer una jornada de convivencia que sirvió para recaudar fondos para una obra social, en concreto a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer. Fue una fiesta de marcado ambiente rociero, el que lleva implícito la palabra hermandad: fraternidad, concordia y solidaridad. Una jornada centrada en tres actividades. Por una parte, la exposición de carretas y, por otra la feria gastronómica y el pasacalles de tamborileros. La segunda ayudó a colectar fondos para una labor social, como explicó la hermana mayor de la hermandad, Cinta Burguillos.

La plaza Paco Toronjo, donde se encuentra la hermandad de la filial onubense, acogió la muestra gastronómica, en la que se pudieron degustar tapas y platos típicos de Huelva a precios populares, realizados por peñas y reuniones de la hermandad. Entre ellos habas, revoltillos, carne mechada y potaje de garbanzos, acompañados de bebidas.

En paralelo tuvo lugar, en el patio de la casa hermandad, la exposición de tres carrozas que han pertenecido a la filial onubense a lo largo de su historia y que aún se conservan. Al acto inaugural asistieron autoridades locales del Ayuntamiento, la junta de gobierno de la Hermandad de Huelva, así como de Bonares y Écija. Y es que la muestra incluye las carrozas del Simpecado de la filial de la capital onubense, así como de la bonariega y la ecijana.

Junto a la actual carroza de Huelva permanecieron expuestas la de la Hermandad de Écija (con anterioridad también peregrinó con la filial de San Juan del Puerto), así como la antigua carreta de la Hermandad de Bonares. Carretas de las que la archivera de la hermandad se encargó de hacer un repaso por su historia. Carretas o carrozas que más allá del significado que les da la Real Academia de la Lengua Española son "el vehículo perfecto para llegar a la gloria, un maravilloso medio de transporte en el que vuelan los sentimientos hacia el paraíso marismeño de la rocina, un hermoso trono para la representación más bella de la Virgen del Rocío, el Simpecado, y es el corazón de cada pueblo, de cada ciudad, de cada peregrino que va al paso de bueyes o mulos". En definitiva todo un sentimiento.

La feria gastronómica comenzó a partir de las doce de la mañana y contó además con numerosas actuaciones de grupos y cantantes, que se sumaron a la obra social propuesta por la hermana mayor, y con la que quiere colaborar especialmente con oncología infantil. Así, su intención es vivir una jornada de convivencia en El Rocío con niños afectados por la enfermedad, tras la romería de Pentescostés.

Además, por la tarde se celebró un pasacalles de tamborileros que partió desde el monumento a la Virgen del Rocío de la plaza del Punto, con una representación de más de ochenta músicos de diversas hermandades rocieras, que junto a la escuela de baile de la Hermandad del Rocío de Huelva transitaron por el centro de la ciudad: Plaza del Punto, Gran Vía, Plaza de las Monjas, Vázquez López, Palacio, Concepción, Moras Claros, Puerto, Paseo de Santa Fe, Daoiz, Plaza de San Pedro, Jesús de la Pasión, San Sebastián, avenida de Andalucía, Los Marismeños, y regreso a la casa hermandad.

El próximo acto será el pregón, el próximo día 30 de abril, en el Gran Teatro, a cargo de Alejandro Almanza, un hermano muy activo en la hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios