Al galope de la fiesta

  • La segunda edición de la Feria del Caballo arranca con más propuestas y numerosa afluencia de visitantes tras una animada cena del choquito

Al galope de la fiesta Al galope de la fiesta

Al galope de la fiesta

Exhibiciones de doma, carreras de cintas, demostraciones en la pista, paseos a caballo, actuaciones musicales, concursos con premios al mejor caballo, jinete y vestimenta; o un taller de equinoterapia para personas con discapacidad física y mental son algunas de las actividades que desde ayer se celebran en la Isla Chica.

La Plaza del Estadio Colombino acoge desde el miércoles por la noche la segunda edición de la Feria del Caballo, que arrancó con una multitudinaria cena del choquito. Un total de 13 casetas dan vida a esta iniciativa, que ha crecido de forma significativa respecto a la primera convocatoria.

Así lo destacó el alcalde, Gabriel Cruz, tras cortar ayer la cinta y dar por inaugurada la feria. "Cuando arranca una idea, como lo hizo el pasado año la Feria del Caballo, lo hace con una ilusión tremenda, con unos objetivos ambiciosos pero también desde el realismo y siendo conscientes de que todo inicio cuesta", señaló.

En este sentido, el regidor no se mostró sorprendido por que esta convocatoria haya mejorado sensiblemente no sólo en cuanto a participación, sino en lo que a la disposición del recinto se refiere.

Cruz, además, aseguró estar seguro de que durante todo el fin de semana la feria irá creciendo y, según señaló, "ese es el camino, ya que siempre hemos dicho que tenemos que tener ambición, que hay mirar hacia adelante y siendo conscientes de que los caminos se cubren por etapas". Por ello, afirmó sentirse "muy contento porque la iniciativa ha cogido poso de feria y va encontrando su sentido".

Según destacó el presidente de la Agrupación de Comerciantes de Isla Chica, Juan Carlos Vizcaíno, el año pasado la feria dejó en el barrio alrededor de 115.000 euros y el arranque de esta edición, en la noche del pasado miércoles, fue "espectacular en comparación con el pasado año". Así, los restaurantes cercanos "están todos encantados".

Se estima que la participación rondará en unos 300 caballos y 40 coches de caballo y para subsanar los problemas de la pasada edición en cuanto a aparcamientos, se han puesto en funcionamiento en la calle Cristo del Amor unos espacios de estacionamiento hasta que termine la Feria del Caballo y así mantener la comodidad de todos los vecinos.

La iniciativa, como ya señaló el director de la Escuela Hípica, Antonio Castejón, es una "feria de eventos" con los que se pretende dinamizar las calles de Isla Chica. De momento, a juzgar por su populoso arranque, parece que el objetivo está cercano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios