Cómo sacar una escuela taurina adelante con poco presupuesto

  • La Escuela 'Rafael Ortega' de San Fernando presenta su memoria de fin de curso con 30 novilladas y 46 becerras tentadas pese a contar con unos recursos exiguos

En San Fernando han inventado la escuela taurina low cost, a la vista del exiguo presupuesto con el que ha contado la Escuela Municipal de Tauromaquia "Rafael Ortega", de acuerdo con la memoria de actividades del curso 2009, presentada ayer, con poco más de 14.000 euros para el ejercicio 2009.

La memoria de actividades fue presentada por la delegada específica de Cultura del Ayuntamiento de San Fernando y responsable política del centro radicado en la centenaria plaza de toros local, María José Suárez Llerena, que compareció junto con el maestro del alumnado, el matador de toros Antonio Fernández García, el preparador físico, el torero Manuel Sierra, y el antiguo torero isleño Joselito Suárez, colaborador de la escuela en la nada fácil tarea de buscar tentaderos.

Y es que se cumplía el primer año de la nueva dinámica de esta escuela, antes llamada "Aula Taurina Isleña", y que contó con la inestimable batuta de Antonio Pérez, que sabe muy bien lo que es sacar una escuela adelante con muy poco dinero.

El pasado nueve de enero arrancó esta nueva etapa de una escuela que ya ha dado tres matadores de toros, cuatro novilleros con picadores y 47 sin picadores y 14 banderilleros. Hasta un mozo de espadas ha salido del aula sita en la vetusta plaza estrenada en 1871. En este año de los 23 alumnos del centro ocho de ellos han tenido opción para torear en 30 novilladas y tentar 46 becerras en 12 tentadero, cifras de las que se mostraban orgullosos los responsables de la escuela, que cuentan además con los dos festejos en la plaza isleña que afronta la empresa Postigo.

Uno de los ingredientes es el esfuerzo de los colaboradores: el coordinador José Ramón Arrocha Ávila, el mozo de espadas Felipe Romero Haro, que junto a los comparecientes llevan el peso de una escuela que este año ha contado para sus actividades con colaboraciones de personalidades de la fiesta como José Luis Galloso, Eduardo Ordóñez, la familia del maestro Rafael Ortega, el ganadero Pedro Torres de la vacada "Hermanos Torres Gallego" o los fotógrafos Eva Morales y Diego Pacheco; para todos ellos tuvo palabras de agradecimiento María José Suárez en su intervención. También se hizo pública la gratificación anual al maestro, que además de no superar los 250 euros mensuales, está congelada para los presupuestos del año próximo.

Las necesidades de la escuela no son pocas: hay que resanar y pintar el aula, reformar la instalación eléctrica y algo que le parecerá increíble al lector: no solamente que se adquiera un ordenador y un teléfono para el trabajo diario de la escuela, sino dotar al aula del servicio necesario de limpieza al menos una vez por semana. Y el año que viene menos, porque el presupuesto estimado baja. Lo dicho, low cost.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios