Un festival solidario marcado por el buen hacer de Miguelete

  • José Cantero, Barberán, Emilio Martín, Miguel Ángel Sánchez y Curro Márquez ofrecen una entretenida tarde ante astados de Salvador Domecq y Gavira

El festival benéfico de Miguelete, que organiza para la campaña Navida con Amor de Radio Algeciras, volvió a ser una año más un ejemplo de solidaridad en todos los sentidos. Los aficionados de la ciudad y del resto de la comarca acudieron a esta cita, unas mil doscientas personas llenaron sobre todo el tendido de sombra. Tarde soleada y de buena temperatura para ver a José Cantero, el torero decano de este festival. El torero de Los Barrios cumplió su festival número dieciséis con su peculiar forma de entender el toreo y con el mérito de matar cada año dos toros con presencia y que él mismo se paga. Meritazo.

Un festejo en el que Barberán también mató dos astados de Salvador Domecq y al que se le vio que está más que preparado para dar el paso del novillo al toro. Bien en las formas y acertado con la espada.

También mostró ganas el novillero Emilio Martín con un novillo con poca clase. Dejó buenos detalles en su faena. El algecireño Miguel Ángel Sánchez demostró pundonor y ganas ante un novillo de Gavira con raza. El festejo lo cerró Curro Márquez también estuvo por encima del novillo de Salvador Domecq y al que le cuajó una faena de interés.

Pero sin duda la gran sorpresa del festejos fue, un año más, la exhibición de toreo de salón de El Gali, un niño de tan solo siete años que lleva impregnado los valores del toreo a pesar de su corta edad. Toreó con el capote de forma sensacional. Que era de salón, pero con siete años ningún niño escenifica con despaciosidad y temple una faena delante de un toro simulado. Tiene siete años y una afición desmedida. Y todo gracias a la labor didáctica y de amor al toreo que le imparte Miguelete cada día. Son ya 370 clases de toreo impartidas. Y reitero que con tan solo siete años no se puede hacer el paseíllo con el garbo que lo hizo ayer El Gali, una liturgia que lleva innata como lo demostró en sus muletazos por ambos pitones. Que sí que era toreo de salón, pero con siete años no se puede torear más despacio. Ahí queda.

Un año más solidaridad y toros se dieron la mano en Algeciras en el día en el que justamente se reconoció el esfuerzo de José Cantero, dieciséis años anunciándose en este festival. Reitero su mérito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios