Sergio Galán, a hombros en la segunda de los Sanfermines

  • El rejoneador conquense cortó un total de tres orejas en casa del maestro navarro Pablo Hermoso de Mendoza, que no consiguió trofeos al fallar con los aceros

El rejoneador conquense Sergio Galán se alzó con un importante triunfo en la segunda corrida de la feria de San Fermín, en la que cortó un total de tres orejas.

Sergio Galán, con su primer oponente, manejable, se mostró muy seguro y clavó certeramente. En banderillas toreó a dos pistas y también se mostró solvente en la suerte suprema, acertando en el rejón de muerte y consiguiendo un trofeo.

Con el sexto arriesgó en una faena de menos a más, en la que sufrió un derribo contra las tablas, aunque afortunadamente no tuvo consecuencias. Después del percance Galán, el torero estuvo templado, encelando bien al toro con sus cabalgaduras y clavando acertadamente en banderillas. Tras un rejón de muerte, consiguió las dos orejas.

El estellés Pablo Hermoso de Mendoza no triunfó debido a su fallo con los aceros. Consiguió lucirse en interesantes pasajes, como al parar al toro en los medios. En banderillas, templó a dos pistas y expuso ante su oponente. Sin embargo, su fallo a espadas le impidió pasear el trofeo.

Con el quinto toro, el rejoneador navarro perdió un triunfo después de fallar con los aceros. El comienzo de la faena no llegó a calar en los tendidos. Luego, el torero estellés consiguió cosechar fuertes ovaciones cuando montando a una de sus cabalgaduras hizo las delicias del personal con unas piruetas muy espectaculares practicamente en la misma cara del toro. Después de dos pares de cortas a dos manos y dejar un rejón entero, los trofeos se esfurmaron con varios golpes de descabello.

Abrió plaza el portugués Joao Moura, que firmó una faena marcada por el clasicismo. Sin embargo, la facilidad del veterano jinete portugués hizo que la faena no calase en los tendidos, demasiado fríos con él. Remató su labor con un rejón al paso. Con el sexto astado, un toro poco colaborador que se emplazó en los medios, no acabó de levantar su labor ni de llegar al tendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios