El Juli: Máxima figura contrastada

  • Julián López Escobar, pese a su juventud, se ha convertido en un maestro que continúa creciendo

Comentarios 1

Alternativa: Nimes (Francia), el 18-09-1998.

Padrino: José María Manzanares.

Testigo: José Ortega Cano.

Temporada 2007: 82 corridas y 110 orejas

Apoderado: Roberto Domínguez.

Torea: En Sevilla, el 5 de abril, alternando con José María Manzanares y Miguel Ángel Perera, con toros pertenecientes a la divisa de El Ventorrillo y el 9 de abril junto a Morante de la Puebla y José María Manzanares, con toros de Zalduendo.

Un lote imposible le privó del triunfo en la Feria de Castellón. En Olivenza salió a hombros. Cara y cruz para El Juli, que continúa su ascenso en ese camino hacia un toreo profundo, lejos del novillero encastado y variado. Con tan sólo 25 años, es un referente para las nuevas promesas. Entre los grandes triunfos que consiguió el año pasado destaca una faena impactante, por su temple e inteligencia, a un toro de Victoriano del Río, que le valió abrir la Puerta Grande y convencer al exigente público madrileño. Con dotes innatas para el toreo, ha demostrado siempre su facilidad para realizar todo tipo de suertes, incluso en su etapa novilleril y en los primeros años como matador cosechaba palmas como banderillero. Entre sus virtudes, el temple al servicio de un toreo profundo y puro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios