José Tomás no toreará en Sevilla

  • Ruptura definitiva de negociaciones entre la empresa Pagés y el apoderado del diestro, Salvador Boix, para 2010 · El torero no ha actuado en la Maestranza en su última etapa, tras reaparecer en 2007

Comentarios 6

La empresa Pagés -comandada por Eduardo Canorea y Ramón Valencia- y el apoderado de José Tomás, Salvador Boix, no han llegado a un acuerdo para que el diestro de Galapagar toree en 2010 en la Maestranza sevillana, plaza que no ha pisado en su última etapa, tras la reaparición en 2007.

La empresa Pagés manifiesta que ha hecho todos los esfuerzos que estaban en su mano para contratar a José Tomás: "Después de casi dos meses de negociaciones, el acuerdo ha sido imposible debido a las exigencias económicas del torero. Esta empresa había aceptado todas las peticiones del torero e incluso estaba dispuesta a asumir cuantiosas pérdidas con tal de contratarle para el Domingo de Resurrección, pero en el último momento José Tomás ha decidido no aceptar la importante oferta económica".

Según los gestores, compraron una corrida de Núñez del Cuvillo para lidiarla en Sevilla, "independientemente de si la toreaba José Tomás o no. Sorprendentemente, los ganaderos respondieron -aluden a declaraciones de Álvaro Núñez del Cuvillo en una entrevista publicada en Diario de Sevilla (30-11-2009)- que si la corrida no la toreaba este torero, no vendría a Sevilla". Y añaden que aceptaron "todas las condiciones del torero, es decir: torear el Domingo de Resurrección, un torero para abrir el cartel, que la corrida no fuera televisada y que el ganado fuera de Núñez del Cuvillo. Ante la exigencia de Boix de conocer y controlar el posible cartel, la empresa se mantuvo firme en hacerlo según su criterio, sin especificarle al apoderado el nombre de los otros toreros". Ayer, se reunían ambas partes en Barcelona, y no alcanzaban el acuerdo económico.

En cuanto a la otra parte, el representante de José Tomás, Salvador Boix, explica a este periódico: "La historia de la ruptura es muy sencilla. No tiene nada de rocambolesca. Hubo una primera reunión en Sevilla. Nos ofrecieron el Domingo de Resurección. Quedé contento. La empresa nos dijo que ya tenía prevista la corrida de Núñez del Cuvillo, que también nos interesaba. En cuanto al cartel nos dijo que ellos lo hacían y yo únicamente pedí que José Tomás no abriera cartel. Eso fue todo. No había problemas. Quedamos que nos veríamos en breve y por razones de agenda de ambas partes no lo hicimos hasta que nosotros hemos regresado de América. Ayer, en Barcelona, conocieron nuestros términos económicos -el apoderado se niega a dar cifras-. Dijeron que la cantidad era inasumible para ellos. Y no llegamos a un acuerdo".

En cuanto a las causas de la ruptura en las negociaciones, el apoderado afirma: "Yo ya intuía que al llegar a la situación económica íbamos a tener problemas. Aunque el año pasado estuvo por medio lo de la ganadería -el torero pedía un encierro de Núñez del Cuvillo que la empresa no contrató-, el tema económico ha sido siempre el problema de fondo. Por eso no nos ha sorprendido ni a mí ni a José Tomás, que nuevamente tiene un disgusto por no poder torear este año en Sevilla. Pero estaba claro que entraba dentro de lo previsible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios