El Fandi salva una tarde con poco contenido en La Malagueta

  • Rivera y El Capea pasan de puntillas. La corrida del Marqués, deslucida

La oreja, la entrega y buena actitud de El Fandi salvó una sexta de la Feria de Málaga de muy poco contenido donde Rivera Ordóñez y El Capea pasaron de puntillas con una corrida de Marqués de Domecq deslucida y que ofreció pocas opciones intercalando algún toro con complicaciones. El Fandi, además, sufrió un pitonazo en el brazo que aunque no pasó de la quemazón del varetazo, le llevó a pasar por la enfermería tras dar muerte al primero de su lote.

El Fandi sorteó un primer toro con dificultades al que banderilleó espectacularmente y con insultante suficiencia pese a los problemas del astado, para luego con la muleta apostar en una faena decidida donde expuso el torero pese a no peoder lograr la brillantez que el toro negaba por su desclasada condición. Repitió en el quinto idénticas dosis de entrega, poniendo hasta cuatro pares de banderillas. Con la muleta lo intentó y cumplió con un toro orientado.

Rivera Ordóñez, correcto con las banderillas, vio cómo el toro que abrió plaza se lastimaba una pezuña nada más comenzar faena y tuvo el madrileño que irse a por la espada pese a la nobleza y buenas cosas que apuntaba el de Marqués de Domecq. Con el segundo del lote, no se comprometió ni se confió el torero.

El Capea firmó dos actuaciones planas y aburridas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios