Enrique Ponce y César Jiménez abren la Puerta Grande en Cuenca

GANADERÍA: Toros de Santiago Domecq, de juego variado. TOREROS: Enrique Ponce, oreja y oreja. El Juli, ovación en ambos. César Jiménez, silencio y dos orejas. Incidencias: Plaza de Cuenca. Casi lleno.

Enrique Ponce y César Jiménez abrieron la Puerta Grande en el segundo festejo de la feria de Cuenca, levantando una tarde que estuvo condicionada por el poco juego de los toros de Santiago Domecq, a excepción del buen sexto, al que Jiménez aprovechó en una faena de mucho poso y hondura, temple y ligazón. Fue ese sexto toro el de más alegría y clase, al que toreó de manera relajada y compacta, sobresaliendo las tandas por el pitón izquierdo. Mató de un estoconazo y le concedieron las dos orejas, de ley. Cumplió con el otro, parado.

Enrique Ponce cortó una oreja a cada uno de sus toros, un lote que pecó de falta de fuerzas.

El Juli se llevó el peor lote. Su primero fue un toro parado y rajado y el otro descastado. Con ambos astados resultó ovacionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios