David Mora marcó las diferencias en el festival de Chinchón

Un total de diez orejas y un rabo se cortaron ayer en la 94 edición del tradicional festival de Chinchón, en una tarde en la que brilló sobremanera David Mora, que paseó el único rabo que se concedió, y en la que dos novillos de Antonio Bañuelos fueron premiados con la vuelta al ruedo. Actuaron dos matadores de toros sevillanos: Manuel Escribano, quien cortó una oreja, y Javier Jiménez, que fue ovacionado.

Con lleno, se lidiaron seis novillos y un eral de Antonio Bañuelos, de buenas hechuras y de juego desigual. Destacó la calidad del tercero, número 12 y de nombre Caminante, y la duración del sexto, número 47 y de nombre Valorado, premiados ambos con la vuelta al ruedo en el arrastre. También se dejaron el flojito primero y el quinto hasta que se rajó. Miguel Abellán, dos orejas. Manuel Escribano, oreja. David Mora, dos orejas y rabo. Rubén Pinar, que sustituía a Manuel Jesús El Cid, dos orejas. Javier Jiménez, que sustituía a Román, ovación. El novillero Aitor Fernández, dos orejas tras aviso. El becerrista Álvaro Chinchón, oreja.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de los matadores de toros Manolo Cortés, Palomo Linares, Iván Fandiño, Gregorio Sánchez y Dámaso González, y el ganadero Victorino Martín, fallecidos todos a lo largo de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios