Álvaro Sanlúcar sale a hombros en la novillada de Olivenza

GANADERÍA: Novillos de José Luis Marca, bien presentados y de juego desigual. TOREROS: Tomás Angulo, oreja y ovación. Tomás Campos, oreja y ovación. Álvaro Sanlúcar, oreja y dos orejas. Incidencias: Plaza de toros de Olivenza. Tres cuartos de entrada.

El novillero gaditano Álvaro Sanlúcar salió a hombros en Olivenza en el primer festejo de la feria oliventina, en la que los también novilleros Tomás Angulo y Tomás Campos, alumnos de la Escuela de la Diputación Provincial de Badajoz, fueron premiados con una oreja cada uno.

Tomás Angulo abrió plaza con cierta pinturería, un tanto deslucida por las pocas fuerzas del animal, al que muleteó con suavidad sometiéndolo en una faena fundamentada en su nobleza y calidad. Muy puesto estuvo con el cuarto, limando sus asperezas durante el desarrollo de una faena torera y de riesgo.

Tomás Campos, seguro, esbozó una faena con la franela que resultó brillante ante un novillo con hechuras de toro, al que dio trincherazos de antología y una estocada fulminante. Con la mano izquierda fundamentó la faena al flojo y complicado quinto.

Álvaro Sanlúcar apuntó buenas maneras, engarzando los muletazos largos y profundos por ambos lados, en especial por el izquierdo. Al sexto, un tanto molesto, lo sometió con series de buen ver y regusto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios