Aficionados piden que los toros sean Bien de Interés Cultural

  • La Federación de Entidades Taurinas de Catalunya presentan una iniciativa popular en el Congreso de los Diputados avalada por más de 590.000 firmas

La Federación de Entidades Taurinas de Catalunya ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados 590.000 firmas para avalar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende declarar los toros Bien de Interés Cultural en toda España. Las firmas, que ocupaban cuarenta cajas, fueron primero depositadas en el Instituto Nacional de Estadística (INE) y posteriormente una delegación de aficionados y profesionales taurinos, encabezada por el presidente de la Federación, Luis María Gibert, acudió al Congreso para formalizar la petición.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, recibió a los taurinos, entre los que estaban los toreros Santiago Martín El Viti, Curro Vázquez, Roberto Domínguez, Serafín Marín y Cayetano Rivera, además del presidente de la Mesa del Toro, el ganadero Carlos Núñez, y el banderillero Fernando Galindo. También han formado parte del grupo el presidente de la Comisión de Cultura de Congreso, Juan Manuel Albendea; el coordinador de la Presidencia del Congreso, que es también secretario de la ATP (Asociación Taurina Parlamentaria), Javier Marqués; los escritores Fernando del Arco, Gonzalo Santonja y Marilén Barceló; y el que fue primer director-gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM, Agustín Marañón Richi. Antes de acceder a la Cámara, Gibert dijo que estaba "emocionado en poder traer al Congreso las 590.000 firmas, que de hoy al lunes serán incrementadas al menos en 10.000 más, lo que demuestra la soberanía y taurinismo del pueblo catalán al triplicar el número de firmas de la parte antitaurina".

Gibert aludió a las 180.000 firmas que la plataforma Prou! recogió en 2010 en Cataluña para conseguir que el Parlament debatiera, y finalmente aprobara, una ILP que prohibía las corridas de toros en esa comunidad autónoma. Por su parte, el diestro Cayetano Rivera manifestó que estaba allí como aficionado, por encima de su condición de torero, advirtiendo que venía "a respaldar la tradición taurina de Cataluña y Barcelona". "Es una plaza que significa mucho para mí y mi familia porque mi padre tomó la alternativa allí", añadió.

Una vez dentro del Congreso y tras la bienvenida de Jesús Posada, en el salón de Pasos Perdidos, Gibert pronunció un discurso en el que hizo un recorrido cronológico de las vicisitudes que han tenido en la Federación desde el 15 de diciembre de 2010 cuando se reunieron con los estamentos del mundo del toro para planificar el trabajo de la recogida de firmas.

Entre los firmantes, Gibert destacó el apoyo del nobel Mario Vargas Llosa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, además de deportistas como Fermín Cacho, cantantes como Joaquín Sabina, y, sobre todo, "las miles de personas cuyas firmas han ido buscando los fedatarios, a los que jamás se le podrá pagar su esfuerzo". El presidente del Congreso agradeció "a los que con su esfuerzo la han impulsado... se demuestra que viene fundamentada por un alto número de españoles de todos los rincones del país, y seguramente de votantes de todos los partidos". El diestro catalán Serafín Marín, emocionado, explicó: "Con las firmas de 150.000 catalanes que se incluyen en las casi 600.000, se demuestra que en Cataluña somos muchos los que queremos toros". El acto finalizó con una visita al Salón de Plenos donde se hicieron la foto de familia.

En 15 días hábiles se conocerá el resultado de la validez de las firmas presentadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios