Un programa alemán 'cederá' bebés para entrenar a padres adolescentes

  • Las parejas que superen las primeras fases del programa recibirán un bebé real, del que deberán ocuparse durante cuatro días.

Comentarios 5

La Federación de Protección del Menor en Alemania (DKSB) ha expresado su indignación por un nuevo proyecto de la cadena privada de televisión RTL que 'cederá' bebés a cuatro parejas de adolescentes, en un nuevo programa de tele-realidad en el que se les entrenará para la paternidad.

La producción, que empezará a emitirse en Alemania el próximo 3 de junio, acelerará el proceso de la crianza de un niño desde un embarazo simulado, a la infancia y la adolescencia y lo reducirá a un único mes. En Erwachsen auf Probe -Adulto a prueba-, las cuatro parejas y sus hijos ficticios serán sometidos a la vigilancia de las cámaras de televisión durante las 24 horas del día.

Tras un embarazo simulado y el cuidado de un muñeco en forma de bebé, las parejas que superen con éxito las primeras fases del programa recibirán entonces un bebé real, del que deberán ocuparse durante cuatro días. Más adelante, y hasta completar ocho capítulos, las parejas escogidas acogerán a un niño de menos cuatro años, a otro en edad escolar y finalmente deberán ejercer de padres de un adolescente.

El proyecto ha sido concebido como una nueva vuelta de tuerca del popular programa Supernanny que enseña a padres poco habilidosos cómo se debe educar a los hijos descarriados.

Para la presidenta de DKSB, Paula Honkanen-Schoberth, la cadena televisiva asume un "alto riesgo" al separar a esos bebés de sus verdaderos padres para cederlos a unos progenitores ficticios, menores de edad y "en prácticas". Destacó que los bebés de entre nueve y catorce meses atraviesan una edad muy sensible en la que reaccionan con "miedo y rechazo" a las personas extrañas. En su opinión, es "inaceptable" que "bebés indefensos" deban "pagar el precio" de que RTL quiera elevar su cuota de espectadores y sus ingresos publicitarios. Según Honkanen-Schoberth, al someter a esos niños tan pequeños a "miedos existenciales", la cadena consiente que se les provoquen "graves trastornos en sus relaciones afectivas".

La cadena de televisión ha respondido diciendo que los padres que ceden a sus hijos para el programa lo hacen de forma voluntaria, pueden seguir la evolución de sus sustitutos ficticios en todo momento a través de monitores y pueden abandonar el proyecto en cuanto lo deseen. Según indicaron, el programa ha recibido el visto bueno del Organismo de Autocontrol de la Televisión (FSF) y durante la emisión contarán con la asistencia de una psicóloga infantil, una enfermera de pediatría y una pedagoga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios