TVE 1

Los glamourosos años 50 llegan a 'Amar en tiempos revueltos'

  • Cayetana Guillén Cuervo, Liberto Rabal o Ana Ruiz, de 'Camera café', se incorporan al reparto de esta temporada que se centrará en el mundo del teatro y la prensa

Comentarios 3

La apertura del teatro Cervantes en el barrio y la aparición de nuevos personajes procedentes del mundo del espectáculo y la cultura impregnarán del glamour propio de los años 50 la serie Amar en tiempos revueltos, que el próximo viernes comienza una nueva etapa en Televisión Española con múltiples incorporaciones, sonadas ausencias y nuevas tramas.

Pese a llevar cuatro años en antena de forma casi ininterrumpida, la serie de sobremesa de La 1 se mantiene en buena forma. Por ello, coincidiendo con el inicio del nuevo curso televisivo, Amar en tiempos revueltos ha renovado su elenco al incorporar una decena de nuevos personajes a los que darán vida Cayetana Guillén-Cuervo (Versión española), Bárbara Lennie (Cuenta atrás), Liberto Rabal, Nacho Fresneda (Hopital central) y Ana Ruiz (Camera café), entre otros.

Los nuevos vecinos del barrio serán un reflejo de la modernización del país, de forma que la ficción se llenará de aspirantes a actrices, divas del teatro, abogados, escritores y periodistas. Se trata de una "temporada apasionante", según ha definido el director de TVE, Javier Pons, caracterizada por los cambios, ya que abarcará los años 1952 y 1953, renovará casi al completo sus decorados y habrá importantes novedades en el reparto.

A partir del próximo viernes, el peso de la serie recaerá sobre tres jóvenes matrimonios: el formado por Ana Rivas, heredera de los almacenes Rivas (Marina San José) y Alfonso (Alex García); la pareja formada por Teresa (Carlota Olcina) y Héctor (Javier Collado); y el matrimonio consolidado que forman Manolita (Itziar Miranda) y Marcelino (Manu Baqueiro). "La serie refleja el traspaso de poderes de los padres a los hijos y creemos que tienen cosas que decir" ha señalado al respecto el director de la serie Eduardo Casanova, para quien "cada año hacemos una serie nueva". Una opinión compartida por el resto del equipo, tal y como ha explicado su creador, que ha destaado "la autonomía" que cada nueva temporada tiene respecto a las anteriores.

Y con la llegada de los nuevos personajes, llega la despedida de los antiguos. Así, Ramón Rivas, el dueño de los almacenes (que interpreta Manuel Bandera); Sole, la fotógrafa del barrio, y Juanito (que encarnan Ana Villa y Roberto Mori) y los trabajadores del 'Morocco', abandonan la serie para dar paso a las nuevas generaciones. "Si mantuviéramos todas las historias y personajes no cabrían en la serie" ha afirmado el creador de la serie, Rodolf Sierra, al respecto. Pero las puertas no se cerrarán a posibles regresos: "Salvo los que se mueren, nadie desaparece" ha apuntado Sierra.

De la Posguerra al teatro

Por otra parte, el contexto histórico de esta nueva etapa se ambienta en el final de la posguerra y del racionamiento y plasmará el crecimiento del interés del público por la cultura y el mundo periodístico. De hecho, además de algunas de las tramas principales de la serie, la nueva temporada se centrará en el mundo del teatro y la prensa, y abordará temas como la evolución de la mujer, los presos políticos, el mundo del boxeo y el cambio generacional. "Seguirá reflejándose el periodo histórico en el que se ambienta, pero a veces las historias humanas de los personajes son más relevantes" ha explicado Rodolf Sierra al respecto.

Y para mostrar los nuevos tiempos, era necesario adaptar los decorados, de forma que el 'Morocco', el local que centró las primeras tramas de la ficción, desparece para dar paso al Teatro Cervantes, un nuevo e importante escenario en esta nueva etapa a cuya función inaugural acudirán todos los personajes de la serie. No obstante, la popular Plaza de los Frutos y el bar 'El Asturiano' seguirán siendo el epicentro de la serie que ya prepara su salto a los Estados Unidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios