La Unión Romaní aplaude la sentencia contra el 'Tomate'

La Unión Romaní en Andalucía, se hacía eco de lo publicado por este periódico y aplaudía ayer la sentencia dictada por la Audiencia de Sevilla que condena al desaparecido programa Aquí hay tomate de Telecinco a indemnizar con 216.000 euros a una familia amiga del bailaor Juan Manuel Fernández Montoya Farruquito, por haberla ridiculizado y vejado al difundir imágenes sobre un bautizo gitano y el convite posterior.

El secretario general de la Unión Romaní en Andalucía, Manuel García Rondón, aseguró que con el fallo se ha hecho "justicia" y que los comentarios que en este programa se hicieron del citado bautizo y de sus protagonistas se caracterizaban por un trato "completamente vejatorio". García Rondón recordó que las expresiones que utilizaron los reporteros del extinto espacio de sobremesa pertenecían a los tópicos "más racistas" contra el pueblo gitano, por lo que el fallo de la Audiencia de Sevilla podría calificarse como "ejemplarizante", confiando que la sentencia no sea recurrida. "En este caso lo menos importante es la cifra económica con la que se indemniza", añadió el secretario romaní, quien añadió que es la primera vez que en Andalucía los jueces castigan el trato discriminatorio de los medios de comunicación hacia la comunidad gitana. El juzgado número 1 de primera instancia de Sevilla considera que Aquí hay tomate vulneró el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de 18 personas, entre ellas ocho menores, que asistieron al bautizo y fueron objeto de comentarios "jocosos, machistas, sarcásticos e hirientes" con la única finalidad de "estimular el regocijo, risa o divertimento de los televidente, a costa de ridiculizar unas conductas en un ámbito de su intimidad". Los vídeos se emitieron el 18 de abril y el 10 de mayo de 2006, con una voz en off que comentaba las imágenes con expresiones vejatorias sobre rasgos físicos o vestimenta de los invitados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios