TVE ya se prepara para su 'apagón publicitario'

  • El Consejo aborda su planificación y aumentan en antena las autopromociones

Comentarios 2

Para La 1 cada día son dos horas y media de anuncios que a partir de septiembre habría que reconvertir en otro tipo de contenidos, a lo que hay que sumar otra hora en La 2. TVE ha aumentado en estos días sus espacios de autopromociones y ha comenzado a dar más cancha a la difusión de Radio Nacional. Los intermedios ahora parecen extraños de esta forma, pero será lo habitual en la próxima temporada. Los directivos de la corporación pública han comenzado a experimentar en la parrilla cómo se harían las conexiones entre los espacios, con mucha presencia de autopromos y microsecciones a lo que habrá que incorporar nuevos espacios de 10 a 20 minutos que podrían intercalarse entre la programación 'convencional'. El consejo directivo de RTVE se reúne hoy por primera vez para acometer las estrategias del nuevo panorama de las cadenas públicas tras el 'apagón publicitario'. El anteproyecto ya fue aprobado en Consejo de Ministros y en cuestión de semanas será una realidad aprobada por el Gobierno. La ausencia de anuncios se compensaría con las tasas de utilización del espacio radioeléctrico y un 0,9% de los ingresos de las empresas de internet y telefonía (unos 400 millones anuales por ambos conceptos) mientras que las cadenas privadas aportarían un 3% de sus ingresos (unos 100 millones anuales).

La ausencia de publicidad se llevará por delante al patrocinio más longevo en los medios de comunicación españoles, el de Repsol para El Tiempo, que de forma ininterrumpida, a diario, está en pantalla desde hace más de 20 años. Otra consecuencia de esta futura eliminación publicitaria ha sido el cese de Manuel Torreiglesias al frente de Saber vivir, tras sonoros encontronazos con las últimas directivas de la corporación, y que mantuvieron al comunicador matinal únicamente por su influencia en los laboratorios y empresas alimentarias que se anunciaban en el programa.

El Consejo de RTVE baraja desde hoy las propuestas para afrontar "con garantías" el proceso de transición del actual modelo de programación con anuncios a una parrilla libre de spots y promociones sufragadas por empresas. En principio urge la planificación del mantenimiento de la plantilla y un calendario progresivo de la puesta en marcha de la medida gubernamental, aunque desde RTVE se aclaraba que no se tomará nada en concreto hasta que se apruebe de forma definitiva el proyecto. Uno de los inconvenientes que debe estudiarse cuanto antes son los contratos ya firmados con agencias y anunciantes, segmento que se ha quejado de la precipitación del proyecto por lo que podría demandar hasta 300 millones de euros por incumplimientos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios