El 'Gran Hermano' de Israel es cuestionado por drogas

  • Varios concursantes denuncian que fueron tratados con medicación psiquiátrica

La versión israelí de Gran Hermano está en el punto de mira y sus contenidos será investigados por el parlamento tras revelar un periódico que algunos de sus participantes recibieron medicación psiquiátrica. El escándalo es mayúsculo en Israel y una comisión especializada va a tratar el tema, a raíz de las denuncias de varios de los participantes de ediciones pasadas del reality.

"Jugaron con nuestro cerebro", asegura un concursante sobre los tratamientos que recibieron en secreto cuando entraban al confesionario. Cuando se quejaban y no querían continuar, según los denunciantes, eran derivados a un psiquiatra que decidía la administración de medicamentos. "Lo que visteis allí era una persona drogada, inducida y encarcelada", declara sobre sí mismo Saar Sheinfein, participante de la segunda temporada y a quien administraron píldoras para casos extremos. Sheinfein asegura que "al ver GH la gente cree ver la realidad, pero lo único que hacen es votar por candidatos robotizados", denuncia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios