"No temo que Berto me haga sombra ahora que lo dejo solo"

Andreu se fue el jueves de vacaciones. En vez de colgar el cartel de "cerrado por descanso", le ha dejado a Berto, su sobrino, las llaves del plató. A partir del lunes el discípulo se pondrá al frente de Buenafuente... ha salido un momento.

-Se va de vacaciones, pero no cierra el chiringuito...

-Sí, hay que saber parar. Además, se daban las condiciones para ello porque se queda un talento emergente como es Berto. Se han cuadrado los astros este año y me voy más tranquilo si cabe.

-¿Teme que le hagan sombra?

-No, que va. Es un cómico muy querido entre el público y eso es un buen punto de arranque. Yo tengo una cultura de potenciación del talento, me gusta convivir con él y verlo crecer a mi lado. No me pongo en el supuesto maligno de que sea más querido que yo ahora que lo dejo solo.

-Pero si se gana al público ¿plantea aumentar su protagonismo?

-Por el tipo de programa es complicado porque es un formato muy personalista. Pero ojalá suponga el despegue de su carrera. Recuerdo que cuando llegó le dije: "Tú has venido para quedarte".

-¿Será espectador del programa o desconectará?

-Sí, lo voy a ver. Me gustará estar cerca, aunque sin agobiar, y el primer día estaré allí con él porque me lo pide el cuerpo. Aunque con la edad he aprendido a desconectar moderadamente. Tengo una cabeza televisiva que tiene que parar, ya no doy para más.

-¿Cómo descubrió a Berto?

-Le escuché unos minutos en una radio catalana y me hizo detenerme y llamar a El Terrat para que le siguieran la pista. A mí me encanta descubrir talentos y eso pasa muy pocas veces

-¿Qué fue lo mejor del año?

-Fue antes de ir al festival, la noche del programa Salvemos a Eurovisión. Tuve una premonición y dije que íbamos a ganar.

-¿Llegó a pensar que Chikilicuatre se le había ido de las manos?

-No, todo estaba muy controlado en todo momento, asumiendo los retos que se iban abriendo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios