La tripulación del vuelo simulado a Marte ya lleva más de un mes de 'viaje'

  • Los seis voluntarios, cuatro rusos, un francés y un alemán, seleccionados por la agencia espacial rusa Roscosmos y la europea ESA no podrán abandonar durante 105 días el módulo.

Los seis participantes en el simulacro de un vuelo a Marte llevan ya encerrados en el módulo científico más de un mes, un tercio de lo que dura el experimento de 105 días, informó hoy el Instituto de Problemas Biomédicos (IPBM) de la Academia de Ciencias de Rusia. 

"Ya pasó un tercio del viaje y los seis voluntarios continúan su 'vuelo'. Detrás queda, posiblemente, una de las etapas más difíciles: la creación de un verdadero espíritu de equipo", indicó Pável Morgunov, portavoz del IPBM, citado por la agencia Interfax. 

Precisó que a pesar de que la tripulación se formó y fue confirmada previamente, el trabajo en condiciones de aislamiento ha introducido algunos cambios respecto al reparto de funciones en la misión. 

"Pero los científicos lo consiguieron: la tripulación funciona. Según los voluntarios, al principio el tiempo pasaba muy despacio, pero ya se han acostumbrado e incluso ni se dan cuenta de que ya 'partieron' hace más de un mes", comentó. 

Según el portavoz, los participantes en el experimento explicaron también que "al principio el trabajo era un poco caótico, que hubo errores y falta de precisión". 

"Ahora todo pasó. El trabajo se reparte de forma equitativa, incluso hay tiempo para descansar", dijo. 

Subrayó que los voluntarios se encuentran bien y no tienen quejas. 

"Ya se reunió material científico y material para el próximo 'vuelo' a Marte, pero todavía quedan por delante los experimentos más difíciles", indicó el portavoz. 

Los seis voluntarios, cuatro rusos, un francés y un alemán, seleccionados por la agencia espacial rusa Roscosmos y la europea ESA no podrán abandonar durante 105 días el módulo, que imita el interior de una estación espacial, y en el que se encerraron el pasado 31 de marzo. 

Integran la tripulación el cosmonauta ruso Serguéi Riazanski, de 34, quien ejerce de comandante del equipo, además de su colega de profesión Oleg Artémiev (37 años), el maestro de deportes Alexéi Shpákov (40) y el médico Alexéi Baránov (33 años). 

Los otros participantes son el piloto francés de aviación civil Cyrille Fournier, de 40 años, y el ingeniero alemán Oliver Knickel, de 28. 

El experimento pone a prueba la capacidad de compatibilidad psicológica y la tolerancia de los integrantes de la tripulación y permitirá a los científicos estudiar día a día los efectos del aislamiento de larga duración. 

El experimento se desarrolla en cinco módulos de 550 metros cúbicos situados en el recinto del IPBM con la configuración, instrumentos y equipos que podría haber en las futuras naves interplanetarias. 

Sin embargo, no es más que la antesala del proyecto principal, el "Marte-500", que simulará un vuelo tripulado al Planeta Rojo, aunque con una nueva tripulación, y cuyo comienzo está previsto para finales de este año o principios de 2010. 

Los futuros seis voluntarios permanecerán en el simulador un total de 520 días, el tiempo del viaje de ida y vuelta a Marte, más una estancia simulada de 30 días en la superficie marciana. 

El viaje tripulado al planeta rojo es una meta ya establecida en los programas espaciales de Estados Unidos, Rusia, China y los países miembros de la ESA. 

Algunos científicos rusos opinan que el primer vuelo tripulado ruso a Marte podría efectuarse ya en 2020, aunque sin descender a la superficie marciana, ya que se limitará a estudiar el planeta con ayuda de aparatos automáticos controlados desde la órbita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios