CRÍTICA VIDEOJUEGOS

Retorno al pasado

Velvet Assassin | Replay Studios | +18 | 44,99€ | Xbox 360

Violette Szabo representa uno de esos casos históricos en que los individuos cotidianos se convierten en dioses. Asistente de peluquería de apenas 1,65 m. de estatura y joven madre prematuramente viuda, sería reclutada por el Servicio Secreto Británico durante la Segunda Guerra Mundial para labores de infiltración y sabotaje en territorio ocupado por el ejército nazi. Este organismo era conocido por procurar entrenamiento específico a sujetos aparentemente normales, aunque seleccionados por su extraordinario potencial. Y Violette era exactamente lo que estaban buscando.

El bigger than life de la vida de Szabo terminó de forma abrupta, tras algunas misiones de éxito, con la espía capturada, sometida a un salvaje interrogatorio y ulteriormente ejecutada por el bando alemán. Hoy Velvet Assassin rinde un homenaje a la memoria de aquella joven de veintipocos, cuyo rostro dulce y apacible ocultaba las formas de una despiadada asesina del gobierno aliado. Bella, silenciosa y letal, Violette Summer es la versión de aquella mártir de la causa libre, y sus recuerdos componen la materia argumental del sólido título de infiltración que nos trae Xbox 360.

Así pues, con un especial cuidado en el aspecto técnico, y alguna licencia estética realmente particular, el juego de Replay Studios carga las tintas en la femineidad del personaje, usando su aparente delicadeza como un contraste perfecto a la crueldad de sus formas, que consisten normalmente en acechar sigilosamente por la espalda y asestar una puñalada mortal a sus víctimas. No es sin embargo la fragilidad aparente el único estilema que da cuenta de la relación del género de Violette en un ámbito tan supuestamente impropio: así, una de las herramientas de ataque, consistirá en la creación de un tempo alternativo que ralentice las acciones de los enemigos y permita a la heroína atacarles sin riesgo... algo que no tendría especial importancia si no fuera porque durante esos segundos oníricos la veremos caminando con un femenino camisón como única prenda. Una cierta retórica introspectiva que hace imposible ignorar los gemidos de los soldados a quienes elimina, de una cierta ambigüedad asimilable al del término de un embate sexual, en un hábil trasunto del acostumbrado mito masculino de la mantis religiosa.

Si por lo normal las obras de ficción bélica se basan en los dramas entre personajes, Velvet Assassin supone un viaje interior sin concesiones en los momentos previos a la muerte de nuestra heroína. Un viaje al corazón de la guerra, pero también al corazón solitario de una mujer excepcional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios