El viento complica la extinción del incendio de Huesca

  • El resto de fuegos que azotan el país desde el jueves están en fase de control

El viento se volvió ayer a levantar en La Ribagorza (Huesca) y obligó a los medios aéreos que trabajan en la extinción del incendio declarado en la zona a dejar de sobrevolar la zona a media tarde.

El último fuego activo en el Pirineo ilerdense se encontraba ayer en fase de control mientras que el que afecta desde el viernes a los municipios de Santa Cristina d'Aro y Llagostera (Gerona), que lleva quemadas 393,49 hectáreas, entró en fase de control y todos los vecinos que habían sido desalojados pudieron volver a sus casas.

Quienes todavía permanecen evacuados son los 80 residentes del núcleo de Fontbona que pasaron la noche del viernes en un pabellón municipal de Llagostera y que están a la espera de que les permitan regresar a sus viviendas.

Además, ayer quedó extinguido el incendio declarado en montes de Valverde de Balboa (León), que movilizó a efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME). Por otro lado, un incendio en Orense fue declarado extinguido tras quemar 32 hectáreas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios