El temporal 'Xavier' causa nueve muertos y destrozos en Alemania y Polonia

  • Ha provocado más de 60 heridos y cuantiosos daños materiales en ambos países

Varios trabajadores quitan ramas de árboles caídas tras el paso de la tormenta 'Xavier' en Bremen. Varios trabajadores quitan ramas de árboles caídas tras el paso de la tormenta 'Xavier' en Bremen.

Varios trabajadores quitan ramas de árboles caídas tras el paso de la tormenta 'Xavier' en Bremen. / EFE

Al menos siete personas han muerto en Alemania y otras dos en Polonia por el temporal "Xavier", que ha causado asimismo más de 60 heridos y cuantiosos daños materiales en ambos países.

Según el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) lo peor del temporal ya ha pasado y tan solo quedan algunos puntos costeros del noroeste del país con nivel de alerta tres, sobre un máximo de cuatro, aunque las lluvias intensas y los vientos fuertes persisten en la mitad del territorio.

"El norte y el este de Alemania sufrieron un fuerte temporal, queremos agradecer a todos los que han trabajado por reparar los destrozos y recordamos a las siete personas que murieron", aseguró Ulrike Demmer, viceportavoz del Gobierno alemán, quien agradeció el trabajo de los equipos de emergencia.

Todas las muertes en Alemania -donde además 24 personas resultaron heridas- tuvieron un elemento común, la caída de árboles o ramas sobre peatones o personas que circulaban en vehículos durante los momentos de mayor intensidad del temporal "Xavier", que llegó a alcanzar rachas de 125 kilómetros por hora.

Una de las víctimas falleció precisamente cuando trabajaba para despejar una calle de troncos y ramas y le cayó otro árbol encima matándolo de inmediato, según medios locales.

Otra víctima mortal fue la analista política Silke Tempel que murió cuando regresaba de un acto con el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel.

Según el diario "Bild", Tempel se bajó de su coche al ver que la calle en que transitaba estaba bloqueada por troncos y ramas cuando otro árbol se desplomó encima.

Los equipos de bomberos, principalmente en Berlín, trabajaron durante todo el día para retirar los árboles y ramas caídos de espacios públicos, carreteras y raíles de tranvías y trenes de cercanías, que han sufrido múltiples cortes y retrasos.

"Estamos despejando las calles pero los trabajos pueden durar todo el día", dijo un portavoz del cuerpo de bomberos de la capital.

Un portavoz de la principal operadora de ferrocarril del país, Deutsche Bahn, recomendó que "quien tenga que usar trenes de cercanías" busque "otras alternativas" ya que "toda la red en la región" norte "tiene problemas" por la caída de árboles.

Las repercusiones del temporal sobre el tráfico ferroviario llevaron a que muchas personas tuvieran que pasar la noche en la estación central de Berlín, para lo que algunos trenes fueron habilitados como hoteles improvisados.

En Brandeburgo, estado federado circundante a Berlín, además de los árboles caídos, hay vacas y ovejas que abandonaron sus establos y pueden representar un peligro en las carreteras, según la policía, y los dos zoos de Berlín -que han informado de la muerte de 18 flamencos- permanecen cerrados.

Además de Berlín y Brandeburgo, en el norte del país la ciudad portuaria de Hamburgo se vio especialmente afectada.

En Polonia se registraron dos muertes y 39 personas resultaron heridas a causa del temporal.

La primera ministra polaca, Beata Szydlo, prometió ayudas a los damnificados por el temporal tras reunirse con su ministro de Interior, Mariusz Blaszczak, en Zielona Góra (oeste de Polonia) para analizar los efectos de "Xavier".

Durante la noche, los bomberos y servicios de emergencias realizaron más de 10.000 salidas en todo el país, de las cuales cerca de 900 estuvieron relacionadas con daños en los tejados de casas a causa del viento.

Precisamente uno de los muertos, un hombre de 67 años, perdió la vida después de que le cayese encima el tejado de su vivienda mientras trataba de asegurarlo en pleno temporal.

La segunda víctima mortal es una mujer que murió por las heridas provocadas por el impacto de un tronco de árbol derribado por el viento en la localidad de Ostrów Wielkopolski.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios