La separación de los padres, primera causa de trastornos de conducta en menores

  • Los especialistas dicen que este tipo de trastornos aumenta en los hijos de entre 12 y 18 años y afecta más a los niños que a las niñas

La separación de los padres es la primera causa de trastornos de conducta del menor y las patologías mentales que surgen tras esta ruptura están aumentando y se manifiestan mediante depresiones y ansiedad, según ha destacado hoy Marta López Narbona, del complejo hospitalario sevillano Virgen del Rocío.

Los trastornos de las emociones en la infancia y adolescencia, las ansiedades y depresiones por la separación de los progenitores, la hiperactividad y el trastorno generalizado en el desarrollo son las principales causas de trastorno de conducta en  menores que son atendidos en la Unidad de Salud Mental Infantil (USMI) de este hospital, de la que es responsable la doctora López Narbona.

Esta Unidad atendió en 2007 a 1.450 niños en 14.087 consultas, según ha informado hoy un comunicado de este complejo hospitalario.

La doctora López Narbona ha destacado que los trastornos en la conducta aumentan entre los 12 y los 18 años y prevalecen más en los niños que en las niñas.

La separación de los padres es una etapa emotiva en la que el menor se vuelve "permeable y moldeable", por lo que los psicólogos, psiquiatras, terapeutas, trabajadores sociales y el servicio de enfermería especializado en enfermedades mentales, guían al niño ayudándole a comprender su nueva situación en el entorno familiar.

Para ello, las terapias tienen como mínimo un periodo de dos años, evitando así altas precoces que precipiten posibles recaídas a corto tiempo.

Para tratar la hiperquinesia e hiperactividad (trastorno de conducta que se caracteriza por inquietud y falta de atención excesiva atípica) se emplean terapias ocupacionales en talleres de relajación, comunicación o expresión corporal.

Otras opciones terapéuticas son el tratamiento farmacológico, tratamiento específico con el psicólogo, terapias de grupo e individuales, psicoterapia dinámica, terapias familiares, relajación a niños de primera infancia, expresión corporal y emocional.

La USMI también atiende patologías mentales que surgen durante el ingreso de la Unidad de Oncología Pediátrica y se coordina con el servicio endocrino y de alimentación infantil para casos de menores con trastornos en la conducta alimentaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios