Los rectores aseguran que Bolonia no privatizará la universidad pública

  • Los responsables de las universidades europeas se dan cita en Barcelona para analizar la marcha del proceso de creación de un espacio educativo común · El proyecto despierta protestas estudiantiles

Comentarios 3

La conferencia de rectores europeos de la Asociación de la Universidad de Europa (EUA) proclamó ayer que el Proceso de Bolonia no traerá la privatización. Así lo afirmaron el presidente del encuentro, Georg Winckler, el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, y el rector de la Universitat de Barcelona (UB), Màrius Rubiralta.

La reforma del funcionamiento de las universidades y su adaptación al mercado que supondría el Plan de Bolonia [proceso armonizador de planes de estudio y titulaciones] ha despertado la suspicacia de algunos sectores, que temen que el mundo empresarial termine asfixiando la tradicional autonomía universitaria; de ahí la llamada a la calma de los rectores reunidos en Barcelona. Así, Rubiralta destacó que las protestas contra Bolonia son "minoritarias", pese a que durante la inauguración de la conferencia ayer, una treintena de estudiantes del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) bloquearon la puerta de entrada al acto principal, que contó con la asistencia del presidente de la Generalitat, José Montilla; la ministra de Educación en funciones, Mercedes Cabrera, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

Por su parte, el presidente de la CRUE consideró que el proceso de implantación del Plan de Bolonia se está haciendo "democráticamente". "No somos partidarios de sustituir las estructuras de la universidad por procesos asamblearios", aclaró Gabilondo.

El presidente de la conferencia europea, por su lado, destacó la elección de la UB como una universidad donde se respeta "la libertad de opinión". Así, Winckler achacó las protestas a la emoción que suscita el debate sobre Bolonia, y reclamó una "voz fuerte" en Europa de las universidades.

El portavoz del SEPC, Lluc Salellas, criticó la falta de participación estudiantil en la conferencia, y recordó que este proceso implica, entre otros puntos, un refuerzo del castellano y el inglés en la universidad en detrimento del catalán, así como "hipotecarse" para estudiar, debido al precio de las becas-crédito. La treintena de estudiantes que impidieron el paso al paraninfo donde se celebró el acto central obligó a la organizacióna desviar a las autoridades y a los 350 rectores asistentes para que entraran por un acceso lateral. Además, en la fachada principal de la UB se colgaron dos estudiantes del sindicato y desplegaron una bandera independentista catalana. En paralelo, la Plataforma Movilizadora en Defensa de la Universidad Pública ha organizado el primer Foro Social para la Universidad Pública, que pretende contraprogramar la conferencia europea de rectores, a la que no han sido invitadas las comunidades estudiantiles.

350

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios