Sociedad

Todos quieren la ansiada vacuna contra la gripe A

  • Taxistas, pilotos, profesores, basureros y funcionarios reclaman ser vacunados con la dosis que les 'salvará' del H1N1.

Comentarios 11

Nunca la creación de una vacuna había contado con tanta expectación. Atrás quedó el ansiado hallazgo de la dosis contra la malaria o la casi utópica panacea contra el VIH. Ahora todas las enfermedades se reducen a una: la nueva gripe. La que más alarma ha despertado entre los países desarrollados a pesar de contar con un índice de mortalidad menor que el de otros males. Después de que Sanidad ya haya confirmado que como muy tarde en noviembre comenzará la vacunación, cada vez son más los colectivos que se quieren "subir al carro" de los grupos de riesgo.

Taxistas, basureros, banqueros, pilotos, azafatas, soldados y un largo etcétera de profesionales han reclamado en los últimos días al Gobierno recibir ellos también "la vacuna de la salvación", la dosis que les inmunice del virus que ya se ha llevado por delante la vida de 2.000 personas en el mundo, y de 20, por ahora, en España.

Sin embargo, el coto establecido por las autoridades sanitarias es restringido. Sus recomendaciones se limitan a vacunar exclusivamente, al menos en un primer momento, a enfermos crónicos, embarazadas, menores de 14 años y personal sanitario. Aunque el Gobierno se ha mostrado abierto a ampliar el foco prioritario, esperará a mañana, día en el que se reunirá con los consejeros de todas las autonomías, para fijar definitivamente los grupos de riesgos que tendrán prioridad cuando finalmente la "ansiada" vacuna esté lista.

De momento, la ministra Trinidad Jiménez ha informado que los 37 millones de dosis que ha solicitados a los laboratorios Novartis y GSK mantendrán "salvados" al 40% de la población. Pero, ¿qué pasa con el resto? Desde el Gobierno y algunas asociaciones profesionales de médicos aseguran que no tiene sentido la vacunación masiva, sobre todo, por una cuestión práctica: "No hay vacunas para todos", tal y como ha recordado en más de una ocasión la ministra.

Sin embargo, los profesionales que trabajan cara al público han sacado voz y han exigido al Ejecutivo que sean reconocidos también entre los grupos de riesgo de la gripe A. Desde la Confederación del Taxi de España (Confe-Taxi) se reclama que se tenga en cuenta que los tres metros cuadrados en los que trabajan a diario es un "invernadero" de virus perfecto. "Los enfermos, además, tienden a coger el taxi cuando se desplazan al hospital, por lo que estaremos muy expuestos al virus", señala su presidente José Artemio. En caso contrario, tendrán, tal y como destaca, que tomar medidas de higiene y seguridad en sus vehículos. Como las ya instauradas en algunos bares de Madrid, que distribuirán toallitas desinfectantes entre sus clientes. De igual modo opinan desde el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial que reclaman vacunas para todo el personal de aviación. "Somos profesionales que estamos continuamente viajando en cabinas en las que se recicla el aire y es muy fácil que circulen virus", destaca su portavoz, Sonia Alvarez. Pero no sólo los taxistas y pilotos han mostrado su disconformidad con los grupos de riesgo determinados. Los basureros argumentan que su exposición al material insalubre les hace estar en el centro del ataque del H1N1 y la la Federación de Municipios de Cataluña ya ha reclamado un hueco para estos trabajadores. El mismo que han pedido los funcionarios, conserjes de colegios y brigadas municipales de Valencia.

Los profesores, que finalmente consiguieron, gracias al apoyo del ministro de Educación, introducirse entre los posibles grupos de riesgo, esta semana fueron a más y pidieron que las docentes embarazadas se ausentaran de sus puestos hasta que la ansiada vacuna llegara a España. La respuesta del Ministerio ha sido inmediata y niega la petición. "No es una petición descabellada ni un brindis al sol, porque las profesoras pueden no ir al cine pero sí tienen que ir a trabajar por lo que están mucho más expuestas al riesgo", señala la portavoz del sindicato de profesores ANPE, Carmen Guaita, afirmando que Galicia meditará esta opción.

Lo que está claro y ha recordado en más de una ocasión la ministra de Sanidad es que es necesario marcar prioridades, por el momento, España será fiel a las estipuladas por la OMS. Pero, lo cierto también es que el 40% de España se queda lejos del 100% de la población que será inmunizada en Francia. Las estrategias en la gestión de la crisis de la gripe A en algunos países parecen ser más ambiciosas.

El virus infecta a 15.000 personas por semana y, según la expectativas, podría provocar un total de 8.000 muertes este otoño. La alarma, aunque los expertos indican que "la gripe del s.XXI" no causará males peores que los de una gripe normal, está a la orden del día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios