La procesionaria se extiende al norte por el calor

  • Expertos españoles participan en un estudio que analizará las repercusiones del fenómeno

Un estudio señala que el aumento de la temperatura está propagando la expansión de la oruga procesionaria hacia comarcas cada vez más septentrionales. Como consecuencia, esta especie podría colonizar grandes ciudades y provocar alergias graves en la población sensible, afectando también a las mascotas. En algunas zonas del medio rural, los ganados se enfrentarían a la presencia inédita de la procesionaria. Estas previsiones proceden de informaciones vinculadas al proyecto Urticlim, que analiza la influencia del cambio climático en animales y cómo, la modificación de sus costumbres pueden repercutir en la salud humana. En esta iniciativa participan diez equipos de investigación de diversos centros franceses, españoles e italianos. El proyecto se centra en cómo el cambio climático está produciendo un aumento de la población de procesionarias del pino y ampliando las zonas que pueden habitar y tiene una duración de cuatro años.

Estos grupos de trabajo estudiarán tanto en España como en Francia las sustancias de la oruga que, en contacto con el organismo, lo sensibiliza para la aparición de los fenómenos de la alergia.También se abordará cómo combatir la expansión del insecto y los pelos de la oruga, que son los que causan las alergias, además de las reacciones de los humanos tras la exposición al insecto.

La dirección del proyecto depende de Alain Roques, del Instituto Nacional de Investigación en Agricultura, de Francia. En España, los servicios de Inmunología del Hospital Carlos III, de Madrid, y el de Alergología del Hospital Río Hortega, de Valladolid, estudiarán la sensibilidad que pueden desarrollar los humanos a las neurotoxinas que desprenden las procesionarias y cuánto pueden prolongarse sus efectos.

Debido al proceso del cambio climático, la procesionaria se está expandiendo hacia el norte de Europa; concretamente, en el país galo se ha detectado una ampliación de su área endémica en un frente de 85 kilómetros en los últimos 20 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios