Los médicos temen que la píldora poscoital influya en el abandono del preservativo

  • Los facultativos proponen que este fármaco se dispense en los centros de salud por los riesgos que implica su uso

Los riesgos que implica el uso de la píldora poscoital y su posible uso como método anticonceptivo son las principales críticas del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos a la venta libre de este medicamento, que proponen que el medicamento se dispense en los centros de salud. Así, los Colegios de Médicos advirtieron que la píldora del día después es un medicamento "no exento de riesgos" por lo que debería dispensarse con supervisión médica. En su opinión, el anuncio de que la píldora poscoital se venderá sin receta ni límite de edad supone una "banalización" del consumo de este fármaco, especialmente entre la población joven, que podría utilizarlo sin valoración ni seguimiento.

También desde el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos expresaron su temor por que la venta libre de la píldora "condicione el abandono del uso del preservativo" como método anticonceptivo habitual y protector de enfermedades de transmisión sexual. Juan José Sánchez Luque, presidente del consejo andaluz, recordó que la prescripción de medicamentos es "responsabilidad del médico", mientras que el farmacéutico dispensa. La medida "sorprende" a los facultativos, porque implica la ruptura del circuito en el que se incluía a las demandantes de este medicamento de emergencia cuando lo reclamaban en un centro sanitario para evitar embarazos no deseados, indicó Sánchez Luque.

La necesidad de información y control médico ha sido el argumento empleado por el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Málaga, Joaquín Fernández-Crehuet, quien señaló que la píldora se podrá comprar "con menos problemas que un antibiótico para una amigdalitis" pese a que se trata de "una bomba hormonal".

Las autoridades sanitarias de Madrid, Cataluña, Navarra, Murcia o Galicia advirtieron de que la facilidad de adquisición de la píldora "pueden estropear todo el trabajo" en materia de prevención y educación sexual. Además señalaron los problemas médicos que puede provocar el uso de esta píldora y la "incoherencia" que supone vender sin receta una "dosis masiva" del mismo compuesto químico de las píldoras anticonceptivas que, por contra, sí exigen receta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios