El 2,5% de las personas que viven en España practican la religión islámica

  • El 70% de musulmanes se concentran en las comunidades de Cataluña, Madrid, Andalucía y Valencia · Los descendientes de inmigrantes ascienden a 150.000

Un total de 1.130.000 personas que residen en España practican la religión islámica (un 2,5% del total), según el Estudio demográfico sobre conciudadanos musulmanes, realizado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide).

Los datos, que serán trasladados próximamente al Ministerio de Justicia (departamento del que dependen los asuntos religiosos), arrojan una primera estimación sobre el número de ciudadanos musulmanes, a partir del padrón municipal (a 31 de diciembre de 2007), los registros de la Administración General del Estado y los archivos de las mezquitas españolas.

El documento precisa que de cada 10.000 habitantes, 250 son musulmanes: 565.000 procedentes de Marruecos, 791.000 de diferentes nacionalidades y 33.750 españoles conversos. Los musulmanes provienen, en concreto, de las zonas de El Magreb (Marruecos y Argelia), África Occidental (Mauritania, Senegal, Nigeria, Gambia, Mali y Guinea), Oriente Próximo y Pakistán.

La inmensa mayoría de los fieles son suníes que practican el culto por el rito de las cuatro escuelas reconocidas en el mundo islámico, especialmente la maliquí, con una pequeña minoría de chiíes que profesan la escuela Ya`fari.

El 70% del total se concentra en cuatro comunidades, siendo los principales asentamientos de musulmanes en Cataluña (279.037), Madrid (196.689), Andalucía (184.430) y Valencia (130.471).

En el resto de comunidades, los datos son los siguientes: Aragón (30.982), Asturias (2.731), Baleares (25.859), Canarias (54.636), Cantabria (2.179), Castilla La Mancha (32.960), Castilla y León (17.366), Ceuta (30.537), Extremadura (15.536), Galicia (6.709), La Rioja (10.373), Melilla (34.397), Murcia (63.040), Navarra (10.884) y País Vasco (16.608).

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), Riay Tatary, explicó que el grupo musulmán más antiguo se encuentra en Canarias. "Corresponde a un colectivo principalmente de Oriente Próximo, Siria y Líbano cuyos miembros, en los años 30, decidieron emigrar a América pero en el último momento optaron por bajarse del barco para quedarse en las islas", destacó.

Según los mismos datos, las nacionalizaciones se produjeron en los periodos comprendidos entre 1957 y 1986 (7.660), 1987 y 1996 (19.991), 1997 y 2006 (52.584). El incremento registrado en este último periodo se debe a las reagrupaciones familiares que tuvieron lugar en 2004.

Además, el estudio muestra que en los últimos 50 años han obtenido la nacionalidad 80.235 y, por tanto, son españoles de pleno derecho que ya cuentan con descendencia. Igualmente, se calcula que hay 150.000 descendientes de musulmanes inmigrantes algunos de ellos, (entorno a un millar) incluso de cuarta generación.

Según Tatary, "al contrario de lo que ha sucedido en otros países como Francia, muchos de ellos han cursado una carrera universitaria o cuentan con formación profesional cualificada y no van a encontrar dificultades para encontrar trabajo". "Tenemos una juventud despierta, solidaria y perfectamente integrada en la sociedad española". Tatary presume de que, en parte, esta situación se ha visto favorecida por los programas de formación que se impulsan desde las asociaciones musulmanas de españa, en colaboración con el Ministerio y Asuntos Sociales o el Defensor del Menor. Algunos de estos programas van dirigidos a jóvenes con problemas de integración social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios