Los novios españoles se aprietan el cinturón para casarse

  • Aumenta la petición de créditos para hacer frente a la multitud de gastos que supone el evento.

Comentarios 12

Los españoles ya no sólo tienen que pedir créditos para comprarse una vivienda o un coche, también para casarse. La crisis económica provoca que los novios busquen rebajar sus facturas ante las elevadas sumas de dinero a las que deben hacer frente para el gran día. Aunque la mayoría suelen recibir la ayuda paterna, cada vez son más los casos en los que los novios deciden recurrir a créditos rápidos que les solucionen la 'papeleta'. Si decide casarse sepa que Madrid es la autonomía más cara mientras que en Canarias el dispendio puede ser menor.

Celebrar una boda tradicional supone un coste medio de casi 20.805 euros, contabilizando los gastos de vestimenta de los novios, maquillaje y peluquería, decoración, banquete, fotos y video y luna de miel. Un gasto que en épocas de crisis supone un sobreesfuerzo que muchos españoles que tienen incluso que recurrir a prestamos para poder afrontar todos los gastos que suponen las nupcias.

Según un estudio de la Federación de Usuarios de Consumidores Independientes, Fuci, realizado en una veintena de ciudades españoles, los gastos de la celebración nupcial en España oscilan entre los 13.000 y los 28.000 euros de media, lo que supone un descenso del 9 por ciento respecto al año pasado.

La organización de consumidores asegura que este hecho se debe a que los novios buscan rebajar su factura ante las elevadas sumas de dinero a las que deben hacer frente. Un coste para el que, si bien en la mayoría de los casos suelen tener la ayuda de sus padres, en uno de cada tres casos los novios recurren a créditos rápidos.

El principal gasto de una boda es el banquete, que supone el 50 por ciento de la factura total. En función del restaurante y menú elegido, el coste por invitado puede variar entre los 55 y los 120 euros. A este gasto hay que añadirle la música y la barra libre, que supone otros 1.650 euros. 

Por comunidades, Madrid es la autonomía más cara con un gasto medio de 24.115 euros, seguida de la Comunidad Valenciana y La Rioja que, en ambos casos, superan los 23.000 euros. En el extremo opuesto se sitúan Canarias, Extremadura y las dos Castillas en las que el coste medio de una boda no llega a los 19.000 euros. 

En este capítulo del convite es donde la organización de consumidores ha observado una mayor reducción del gasto pues es en este gasto donde los jóvenes casaderos pueden intentar reducir una factura que supone casi el sueldo de todo un año de trabajo.

En cuanto al vestuario de los contrayentes, el de la novia no le costará menos de 850 euros, a los que habrá que sumar el precio de los zapatos, complementos, maquillaje, peinado y ramo, que incrementan enormemente el presupuesto hasta llegar a los más de 2.000 euros de media. En el caso de los hombres, el gasto es menor y ronde entre 500 y 1.230 euros.

Otros gastos que no hay que olvidar son los detalles nupciales, es decir, las arras, alianzas, invitaciones, las flores de la iglesia. Mención especial merece el reportaje fotográfico y/o de vídeo, un concepto cuyo coste oscila entre los 900 y los 1.500 euros.

Y por último, nos encontramos con uno de los grandes atractivos de los enlaces: el viaje de novios, cuyo coste varía en función del destino elegido. Aunque es difícil que éste sea inferior a los 2.500 euros por pareja, algunos tiran la casa por la ventana y llegan a pagar hasta 6.000 euros por los destinos más exóticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios