Todo el mundo a su casa

  • El Gobierno mexicano recomienda a la población que permanezca confinada en sus hogares desde hoy hasta el martes y que se lo tome como un puente festivo

El presidente mexicano, Felipe Calderón, expresó sus condolencias a las familias y allegados de las víctimas mortales de la gripe porcina en un discurso televisado en el que también lanzó varias recomendaciones a la población para evitar la propagación del virus H1N1, como por ejemplo permanecer en sus casas entre hoy y el próximo martes, tomándoselo como un puente festivo.

Calderón confirmó en su mensaje la suspensión de actividades en la administración pública, así como de trabajos y servicios no esenciales. Esta inédita medida se llevará a cabo desde hoy hasta el martes que viene, unos "días de asueto" en los que el mandatario mexicano quiere que los ciudadanos eviten riesgos.

En este sentido, recordó que el lugar más seguro en estos momentos es la propia vivienda, puesto que el virus se transmite por el aire. "Es momento de convivir con los hijos, con los padres y los hermanos", agregó.

Calderón felicitó a todos los mexicanos por su actitud durante los últimos días y, en particular, por utilizar las mascarillas con asiduidad. Asimismo, recordó que para reducir riesgos conviene lavar con agua y jabón las llaves de los baños en sitios públicos, los picaportes, las barandillas o los teléfonos, según informaciones de los medios locales recogidas por Europa Press.

El presidente de México llamó a la calma e insistió en que el Gobierno garantiza el abastecimiento de antivirales incluso para un millón de personas más de las que atiende en la actualidad. Además, apuntó que hay espacio sobrante en los hospitales.

Calderón recomendó a los mexicanos que acudan al médico en cuanto adviertan los primeros síntomas de la enfermedad, similares a los de la gripe común. El tratamiento rápido minimiza el riesgo vital para los infectados, según indicó el presidente.

En estos días de emergencia nacional, Calderón quiso acordarse de los efectivos sanitarios que trabajan para atender a los centenares de casos sospechosos. "Mis respetos y reconocimiento a las doctoras, doctores, enfermeras, enfermeros, a las trabajadoras del Issste [Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado] e IMSS [Instituto Mexicano del Seguro Social], de hospitales y clínicas del todos los estados del país", dijo el mandatario.

La medida busca frenar la epidemia de gripe porcina, abundó en rueda de prensa el secretario de Salud, José Ángel Córdova, quien pidió a las autoridades de los 32 estados y de los más de 2.500 municipios mexicanos que asuman la medida.

Córdova comentó que en México ya se cuenta con los métodos para identificar al virus, por lo que las autoridades van a tener una "idea más objetiva de los casos reales". Está confirmado que el virus está presente en la capital, los estados de México (centro), San Luis Potosí (centro-norte), Colima (oeste) y Veracruz (este). En la mayoría de las restantes 27 entidades del país hay casos sospechosos.

Desde la semana pasada, cuando se informó por primera vez a los mexicanos de la presencia del nuevo virus, las medidas del Gobierno federal han aumentado, extendiéndose finalmente a todo el territorio nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios